CONOCIENDO NUESTROS AUTOS (4) – FORD FIESTA R5

Dentro de los autos de Rally destinados a competir en la clase R5, el Ford Fiesta no es uno más. El producto del óvalo, desarrollado por M-Sport, se convirtió en el primer modelo en la historia con dichas especificaciones técnicas. Empezó a competir después de obtener su homologación el 1º de julio de 2013.

Los registros indican que su bautismo de fuego se produjo en el tradicional Rally de Bohemia por el certamen checo, en manos del local Jan Sýkora. Abandonó por accidente, pero ganó tramos. Poco antes, había sido probado por el joven Thierry Neuville abriendo la ruta del Rally de Ypres (Bélgica). Su primer podio llegó en el Rally de Estonia, conducido al segundo puesto por Karl Kruuda.

Por aquel entonces, su precio rondaba los €215.000, cosa que no ha cambiado tanto a pesar de haber pasado ya por un par de evoluciones, primero con incorporando un alerón más grande y un turbo nuevo, entre otros detalles, y ahora con el que se conoce como Mark 2, que al campeonato Copec RallyMobil™ llegó a poco de haberse lanzado en 2019 de la mano del Joker Rally Team. Alberto Heller lo estrenó en Curicó con un sexto puesto final tras ser segundo durante buena parte del evento. El francés ​Eric Camilli lo había estrenado en Ypres como auto 0.

Como la mayoría de estos vehículos, cuenta con motor 1.6-litros de cuatro cilindros y 16 válvulas, tracción a las cuatro ruedas, caja de cambios secuencial de cinco marchas y brida del turbocompresor de 32 mm. Se gestó basándose en la sexta generación del Fiesta, lanzado al mercado a fines de 2008 (concretamente de la versión ST más deportiva).

En un año, la factoría de Malcolm Wilson en el norte de Inglaterra ya había construido 50 ejemplares, cifra que creció exponencialmente en los últimos años y que tiene a este Ford como uno de los coches más empleados en este tipo de competencias.

A nivel mundial, se lo estrenó hace siete años en Finlandia, donde lo inscribieron cuatro pilotos: Kruuda, Robert Barrable, Elfyn Evans y Jari Ketomaa. El finés fue el mejor de ese grupo, consiguiendo un gran triunfo en la clase WRC 2.

Por increíble que suene, el Ford Fiesta R5 hasta pudo ganar propulsado a gas con el sistema del que hay instalado en varios autos de serie en Italia (GLP). Esa rareza ocurrió en marzo de 2014 con Giandomenico Basso al volante en el clásico Rally del Ciocco.​

La siguiente es la ficha técnica del más actual:

Motor

Ecoboost, delantero longitudinal, 4 cilindros, 16 válvulas, turbocomprimido, 1.596 cc, inyección directa, 290 HP a 6.000 RPM

Transmisión

Tracción integral, diferenciales delantero y trasero mecánicos, caja de Sadev de 5 velocidades y marcha atrás de comando secuencial manual

Dirección

Hidráulica a corona y piñón

Electrónica

Life Racing F88

Suspensiones

Delantera y trasera independiente tipo McPherson con amortiguadores regulables Reiger de tres vías regulables y barra antirolido

Frenos

Brembo a disco ventilado en las cuatro ruedas, 4 pistones, diámetro 355 mm (asfalto) y 300 mm (tierra), freno de mano hidráulico

Aceleración

0 a 100 km/h en 4.1s

Carrocería

Original 3 puertas (plataforma B3)

Llantas

Asfalto 8×18”, tierra 7×15”

Dimensiones y peso

Largo: 4.065 mm

Ancho: 1.820 mm

Alto: 1.480 mm

Distancia entre ejes: 2.490 mm

Capacidad del tanque de combustible: 80 lt (consumo aprox. 0.7 lt/km)

Peso: 1.230 kg

Se trata de un modelo que ha cosechado títulos nacionales, regionales e internacionales a lo largo y ancho del planeta, desde el Sudamericano con el paraguayo Diego Domínguez al de Medio Oriente con Nasser Al-Attiyah, España con Miguel Fuster, Polonia con Łukasz Habaj, Gran Bretaña con Keith Cronin y Matt Edwards, Chile con Pedro Heller en la temporada inaugural de los R5 en el país (2018) y muchos ejemplos más, sin olvidar las cuatro coronas europeas, tres consecutivas entre 2015 y 2017 con Kajetan Kajetanowicz y la de 2018 con el rus Alexey Lukyanuk.