Equipo de la fecha: Hankook Suzuki Majorette

La escudería de los hermanos Ibarra aseguró en Pucón el campeonato por equipos y ahora la meta es ubicar a ambos pilotos en el 1-2 de la categoría N3.

Sin darse cuenta, Ramón y Cristóbal Ibarra tenían otra razón para celebrar el fin de semana en Pucón. Uno, el mayor, ganó sin contratiempos el título de la categoría N3; el otro, el menor, se llevó la etapa del domingo. Pero se dieron cuenta tarde que había una tercera ocasión para festejar y se la dio su equipo, Hankook Suzuki Majorette.

“Cuando sumamos los puntos en la noche nos dimos cuenta que éramos campeones por equipos”, confesó Ramón Ibarra, quien catalogó el logro como “un triunfo de todos, de los mecánicos, de los auspiciadores, los pilotos, de todos”. Eso sí, “se ha hablado repoco del título, no hemos tenido la cobertura suficiente”.

El navegante de Cristóbal Ibarra, Antonio de Gavardo, también se mostró contento con el logro y cree que la clave del título fue el trabajo “en bambalinas” de Ramón. “Ha hecho de mecánico, hace la electrónica, ve los auspicios, la puesta a punto de los autos. Él es parte importante del título”, explicó el copiloto, aunque no piensa que el peso sea exclusivamente de él. “En el equipo estamos todos en igualdad de condiciones y no hay prioridades para uno u otro”, comentó “Toño”, quien además ejemplificó con la segunda etapa de Pucón, donde “Ramón ganó la etapa pero penalizó para que Cristóbal ganara y sacara los puntos para escalar en el campeonato”.

Además, De Gavardo destaca la calidad del equipo. “He estado en varios teams en el RallyMobil y es el segundo equipo más pro en que he estado. Me ha sorprendido el nivel, se hacen las cosas súper bien, están preocupados de todo. Hay un trabajo previo a la carrera muy bueno y eso se ha notado en los resultados”, dijo. Incluso, agregó que la gran diferencia entre Hankook Suzuki Majorette y el resto (en esta fecha dobló al sublíder, con 188 puntos contra 90) va por ese lado. “Los otros equipos han tenido problemas y casi todos son mecánicos. O tienen muchos autos o pocos mecánicos o no se planifican bien para ganar el título”, aseguró.

Ahora, la meta del equipo Hankook Suzuki Majorette para el fin de temporada es monopolizar la N3. “Queremos ganar la fecha de Casablanca y tratar de salir segundos en el campeonato”, sentenció De Gavardo. Ramón Ibarra también se ilusiona con el 1-2 de los hermanos, pero es más cauto. “Sería bonito, pero tenemos muy buena competencia con Ruy Barbosa, Ingo Hofmann y otros más. Y si queremos eso, debemos estar muy concentrados y andar al 110% para ganarles”, remató.