Jorge Martínez gana por tercera vez consecutiva en la temporada 2019

El piloto del equipo Conveyor Belt Technology by Skoda extiende a más de 30 los puntos de ventaja en la categoría R5 del Campeonato Copec RallyMobil. Junto a su navegante histórico, Alberto Álvarez, sigue marcando pautas en lo conductivo y en el trabajo en equipo. El punto negativo lo protagonizó Francisco «Chaleco» López, quien no pudo arrancar en el inicio de la prueba especial 9.

La duda de todos los pilotos antes de largar era la misma: el estado de los caminos. Algunas pozas de agua y barro en distintas partes de los tramos de tierra que unían los sectores de Los Maitenes, Puente Pancho y Santo Domingo fueron los estragos de la intensa lluvia que el sábado se hizo sentir con fuerza sobre la ruta, escenario de la espectacular y consistente conducción del campeón de esta quinta fecha y líder absoluto del campeonato en R5, el chileno Jorge Martínez, que lidera la tabla de posiciones con 115 puntos*.

Arriba de su Skoda Fabia R5 y navegado por el argentino Alberto Álvarez, el ocho veces campeón del Copec RallyMobil acabó como absoluto dominador de la etapa, llevándose cuatro de las cinco pruebas del día con un tiempo total de 1h50m39s cronometrados. La increíble actuación del piloto penquista sólo fue superada en el Power Stage o Super Prime por Pedro Heller, quien escala a la segunda posición de la tabla general y se ubica 34 puntos por debajo de Martínez con 81 puntos.

“Esta carrera fue durísima, muy complicada para nuestra tripulación. Creo que es la más complicada de lo que va del año, en cuanto a condiciones de camino y la dificultad que eso generó. Para nosotros fue una jornada perfecta, pudimos andar rápido en la etapa del sábado y domingo, y tratamos de andar lo más rápido que pudimos en la superespecial. Así que muy contentos porque sabemos lo competitiva que es la categoría R5”, señaló el ganador al finalizar la jornada.

La emoción del día la entregó la dura y vibrante disputa que libraron por el segundo puesto de la categoría R5 las tripulaciones del Joker Rally Team y el equipo Point Cola Racing. Antes de correr el Power Stage, solo tres décimas separaban al Volkswagen Polo GTI R5 de Pedro Heller del Hyundai i20 R5 de Martín Scuncio, pero el vigente campeón del torneo hizo gala de su talento sobre el asfalto del cerro Condell, quedándose con la Super Prime y el segundo lugar de la fecha.

Lamentablemente para los aficionados, en las primeras horas del día se confirmó el abandono del Peugeot 208 de Francisco “Chaleco” López. El piloto local estaba teniendo un increíble ritmo y ocupaba un meritorio quinto puesto, hasta que los cronómetros dejaron de mostrar sus tiempos al inicio del prime N°9.  A su llegada al parque de asistencia tras su retiro, el campeón del Dakar en Side by Side señaló: “cuando íbamos a largar arriba en el primer tramo de tierra, el auto se paró y no prendió más. Pensamos que puede ser un sensor, puede ser corriente, puede ser miles de cosas, pero nos quedamos ahí con muchas ganas de correr y es parte de los fierros. Yo llevo años en esto, es así, muchas veces uno quiere correr, pero lamentablemente el auto se paró y no prendió más”.

Al igual que todo el fin de semana, Emilio Rosselot concretó una sólida victoria junto a su navegante Tomás Cañete en la R3, conquistando todas las especiales que se corrieron en esta quinta fecha y repitiendo su cosecha perfecta de puntos que consiguió en el pasado GP de Quillón y se encumbra con 133 puntos*. Con un tiempo de 2h01m31s, el viñamarino del Team Rosselot es líder indiscutido de su categoría y así se refirió a su posible corona: “se podría ver que tenemos el campeonato asegurado, pero no es tan así. Las carreras hay que terminarlas y el que viene atrás de nosotros tiene 25 puntos de diferencia y lo que queda de campeonato hay más de 50 puntos en juego. Así que todo depende de lo que nosotros vayamos haciendo, tenemos que terminar todas las carreras que quedan, aprovechar la diferencia a nuestro favor y ojalá cumplir el sueño que es el campeonato”.

Eduardo Kovacs hizo lo suyo en la R2, llevándose la etapa con un tiempo acumulado de 2h06m05s, quedando 38 puntos por debajo de los 127* que acumula en el campeonato Patricio Muñoz, quien terminó segunda la etapa, seguido de Pedro Devaud en tercer lugar.

El evento que cerró la etapa fue el Power Stage de 1,9 kilómetros que se corrió en el cerro Condell y tuvo como ganadores a Pedro Heller en la R5, Pedro Devaud en la R2 y Tadeo Rosselot en la R3, quien se reenganchó a la carrera este domingo.

Con el término de la quinta fecha del Copec RallyMobil, el campeonato entra en su recta final y los equipos ya están trabajando con miras al próximo Gran Premio de La Unión – Río Bueno. Las expectativas están puestas en el desempeño del líder, Jorge Martínez, quien hizo un llamado a tomar cautela ante su triunfo. “Hasta que no se baja la bandera no hay nada dicho. Las carreras hay que correrlas. Falta todavía, hay muchos puntos en juego, pero sí estamos muy bien parados. Tenemos un buen control de ventaja”, aseguró el piloto.