LO QUE DIJERON – NELSON CID, IGNACIO ETCHEVERRY Y RODRIGO RUIZ DE LOYZAGA

Cuando desde la organización del campeonato Copec RallyMobil™ se pensó en la idea de agrupar a los veteranos de la categoría, tanto los que siguen compitiendo actualmente como los que ya han dejado de hacer, la idea de que los mayores de 55 años participen una división con autos idénticos, que sería el Renault Clio RSR Rally5 que ya viene por barco a Chile, se expandió con entusiasmo entre las figuras del ayer y del hoy.

Por ejemplo, estos tres pilotos expresaron:

Nelson Cid: “Se lo comenté directamente a Sebastián Etcheverry por teléfono a enterarme, que este proyecto es ideal para quienes aún nos sentimos bien físicamente y, por supuesto, con ganas. Está pensado para que a cualquiera le resulte de lo más práctico, pues somos unos cuantos los de nuestro rango etario a quienes nos gustaría correr más a menudo o, para otro, volver a hacerlo después de unos años. Varios se quedan sin esa chance por el tiempo y presupuesto que demanda organizar una competencia, desde la logística, a los hoteles, pasando por la comida y los mecánicos. En cambio, de esta forma uno llega, se sienta al volante sin preocupación alguna por no haber desatendido durante tres o cuatro días antes como mínimo sus intereses particulares o la familia y, además, conduce un auto con la más moderno. Es importante que su costo sea razonable, pues de nada serviría que un precio excesivamente alto lo convierta en un proyecto inaccesible”.

Rodrigo Ruiz de Loyzaga: “Me parece que se trata de un concepto muy atractivo y simpático. Viene como anillo al dedo porque muchas veces algunos de nosotros nos retiramos -parcial o definitivamente- por la falta del tiempo preciso para preparar bien un rally, en contraposición con nuestros compromisos laborales. Eso eso se sufre, ya que generalmente uno se queda con las ganas por bastante rato. Seria lindo participar juntos en un coche 0 km, subiéndose a su butaca sin siquiera pensar en que podríamos haber calculado mal la cantidad de combustible, de que no llego un sensor electrónico de Francia o que de hay que cargar los autos, las herramientas y las carpas en dos vehículos de apoyo, sino más, para volver a casa. El plan me resulta maravilloso”.  

Ignacio Echeverry: “Adhiero a las palabras de Nelson y Rodrigo, con la diferencia de que yo diría que en casi todas partes del mundo este Clio se utiliza para iniciarse y aquí los veteranos de estas lides lo manejaríamos como para retirarnos. Sin embargo, lo verdaderamente importante es que con seguridad sería una categoría muy divertida, con una filosofía que existe desde hace añares en el extranjero, pero a la que todavía le cuesta imponerse en Chile. Para el entretenimiento parejo de todos, es ideal el hecho de que son unidades idénticas. Yo aún conservo en buen estado mi vehículo R2,aunque vengo viendo en casa que cada vez más crecen las posibilidades de que me lo expropien, así que si quiero estar prevenido, realmente tendría este proyecto Master Rally5 muy en cuenta, ya que nos serviría como para volver a participar en todas las regiones del país y no exclusivamente en las pruebas sureñas, como nos ha pasado reiteradamente por nuestra actividad profesional en Osorno”.