LOS NAVEGANTES CAMPEONES DE LA R5 Y R3 SE CONSAGRARON EN LA UNIÓN – RÍO BUENO

Jorge Silva C.

El Gran Premio de La Unión – Río Bueno será recordado para siempre por Tomás Cañete y Alberto Álvarez, ya que ambos pasaron a la historia tras conseguir el título de campeón en el torneo (y binomio en el caso del copiloto de Jorge Martínez, quien además abrochó su décimo título en el Copec RallyMobil). Para Cañete es su debut como único navegante chileno campeón y solo espera celebrar junto a Emilio Rosselot en Frutillar – Fresia.

Diez títulos ha conseguido Alberto Álvarez en el Copec RallyMobil, lo que transforma al navegante argentino en el más ganador de todos los actuales competidores del campeonato. Lleva una victoria más que su piloto Jorge Martínez, ya que en 2010 fue el mejor navegante, pero Jorge no salió campeón.

El «Negro» Álvarez en 2016

El navegante del CBTech Rally by Skoda lleva el rally en la sangre y junto a Jorge Martínez ha conseguido ese fiato que es fundamental para lograr resultados en este deporte, donde el trabajo en equipo es clave. Luego de finalizar la primera y única etapa de la fecha, consecuencia de la suspensión de las actividades, Álvarez se mostró contento y satisfecho por lo realizado, siempre resaltando los aspectos positivos y habilidades de su compañero de tripulación.

«El ‘Negrito’ aparte de ser un gran amigo para mí, es un tremendo profesional. Siempre está preocupado de todos los detalles. Ha demostrado con el tiempo seguir siempre vigente, súper competitivo y generalmente pone esa cuota de calma dentro del binomio y es super bueno para leer esos momentos donde se requiere. Hace muy bien su trabajo arriba y abajo del auto», confiesa su partner histórico.

Alberto Álvarez junto a Jorge Martínez en La Unión – Río Bueno

CAÑETE COMIENZA A ESCRIBIR SU PROPIA HISTORIA

Luego de conseguir su primer título en el campeonato de navegantes en la categoría R3, tras sumar 146 unidades en el ranking oficial. Pese a que la carrera se vio truncada por la situación política y social de Chile, en lo deportivo se sacaron cuentas alegres.

Conversamos con el flamante campeón y reconoció sus ganas por estar en la categoría R5 en 2020 y que su foco y el de su piloto Emilio Rosselot es seguir siendo competitivos para llegar de la mejor manera a la mayor serie del Campeonato Copec RallyMobil.

Tomás Cañete junto a Emilio Rosselot en la temporada 2018

“La sensación es positiva, ya que esto es consecuencia de todo el trabajo que se hizo durante el año junto al Team Rosselot. El único abandono que hemos tenido en la temporada fue en el Copec Rally Chile, entonces con ese respaldo el auto no nos da problemas. De todas maneras, por la situación del país no dan ganas de celebrar. Cuando Emilio salga campeón celebraremos juntos”, aseguró el flamante campeón.

Gran Premio de Curicó 2018

Con respecto a la posibilidad de llegar a la categoría R5, Cañete se vio esperanzado en correr junto a Emilio en dicha serie, sin embargo, no maneja mayor información sobre qué auto será el elegido para debutar con la serie de tracción integral. “Con Emilio estamos buscando ser cada vez más competitivos para llegar de la mejor manera posible a la R5”.

«¡Cañete es un crack!» Fue lo primero que respondió Emilio Rosselot al ser consultado por su fiel navegante. «Tiene muy merecido el título tan tempranamente, por eso estoy muy orgulloso de él. Espero que se vengan muchas carreras y triunfos más juntos y espero que esto no le quite las ganas de seguir siendo el buen navegante que es y que me acompañe a definir el título 2019», concluyó el piloto viñamarino.

Mientras algunos siguen escribiendo su propia historia, otros recién comienzan la suya. Alberto Álvarez y Tomás Cañete marcan un encuentro generacional que queremos destacar en un campeonato que se basa en la historia de sus participantes.

¡Felicitaciones para ambos!