Piloto de la fecha: Ramón Ibarra

El tetracampeón del RallyMobil alabó a sus rivales en la lucha por el título de la N3, categoría que consideró “un diamante a cuidar” y cree que la corona le ayudará a conseguir más auspicios.

Para Ramón Ibarra, Pucón no fue fácil. Al menos eso dice él. Aunque se veía al alcance de la mano la obtención del cuarto título del RallyMobil en la categoría N3, Ruy Barbosa salió a pelearle el título pese a que sus chances eran muy escasas. Y lo estaba consiguiendo hasta que el piloto de Movistar Honda Racing se volcó, lo que le dio la corona a Ibarra.

Por esto, el corredor de Hankook Suzuki Majorette descarta que el triunfo se haya empañado por lo sucedido a Barbosa. Es más, lo lamentó. “Lamentablemente Ruy tuvo ese accidente y no merecía terminar de esa forma porque iba ganando la carrera. De todas maneras yo tenía que terminar y tener en mente ese objetivo también es medio malo, es una presión extra”, comentó Ibarra. Esto ya lo había dicho antes de la competencia y por esto iba mentalizado en correr independiente del momento en la tabla.

Ahora, la estadística indica que fue fácil el tetracampeonato: Mucha ventaja en los puntos, competidores que por distintos motivos no terminaban la carrera… ¿Fue así? “Da esa sensación, pero no lo fue. Por varias razones ellos no sumaron puntos, pero son rivales muy difíciles. Ingo (Hofmann) es el piloto más talentoso del RallyMobil y Ruy es el mejor del campeonato, pero no pudieron plasmar eso en puntos”, aseguró el corredor.

Por esto, lo que a priori Ibarra lo veía como “un campeonato mucho más difícil que 2011”, terminó siendo algo muy favorable para el piloto. “Me da una ventaja para planificar el 2013, ya tengo un resultado que mostrar y es más fácil para atraer auspiciadores. Me anticipo a mis rivales porque ellos deben terminar aún el año”, dijo el mayor de los hermanos.

Sobre esa planificación, Ramón aún se mantiene vacilante con su futuro. Todo indica que seguirá en la N3, aunque la opción de pasar a la nueva R3 lo tienta, pero por ahora poco. Tras cuatro títulos en la N3, ¿le quedó chica la categoría? Él no comparte y cree que por ahora hay una transición. “Han emigrado muchos pilotos a la N4 y están llegando otros nuevos como Jorge Riquelme o hay otros como Carlos Muñoz que han mejorado mucho. La N3 sigue siendo la más competitiva y es la mejor del RallyMobil. Es un diamante que hay que cuidar”, sentenció Ibarra.