Ramón Ibarra: “Creía que este año sería más difícil”

El piloto reconoce que el 2012 no ha tenido la complejidad esperada y tratará en Pucón de abstraerse de todo para lograr el tetracampeonato de la N3 en el RallyMobil.

El 10 es un número que esta semana cobrará relevancia en Ramón Ibarra. El piloto del equipo Hankook Suzuki Majorette está a 10 puntos de asegurar el título de la categoría N3 del RallyMobil, lo que sería su cuarto trofeo de la serie tras 2003, 2005 y 2011. De ser así, sería el décimo campeonato de su carrera deportiva, tras sus éxitos en la Fórmula 4 (1990) y las Fórmula 3 chilena (1994, 1995, 1996 y 1997) y sudamericana (1998).

Pero antes de celebrar la decena, debe hacer una carrera correcta en el Gran Premio de Pucón, donde sólo debe cosechar 10 unidades para ser campeón. “Estamos bien preparados, los autos ya están terminados y estamos optimistas, vamos con tranquilidad”, anunció el piloto, quien sabe que, aunque la meta se ve cercana, es muy fácil perder el foco. “Igual no hay que confiarse en el resultado aunque 10 puntos estadísticamente sean fáciles de conseguir”, explicó.

Por eso, Ibarra sabe que debe estar fino en los detalles y muy concentrado para la carrera. “Mi estrategia será olvidarme de los puntajes para no desconcentrarme. Comenzaré pensando en ganar como ha sido todo el año, es la única forma de mantener la concentración”, afirmó el corredor. A propósito del año, ¿se imaginaba un 2012 llegando con tanta ventaja a esta parte del torneo? Él dice que no.

“Imaginaba que el año iba a ser muy difícil, pero la verdad es que se han dado todas mis cosas a mi favor. Ruy Barbosa e Ingo Hofmann son buenos rivales, pero por distintos motivos no han podido pasar esa calidad a los puntos y nunca imagine que llegaría con tanta ventaja, creía que sería mucho más difícil que el año pasado”, explicó Ibarra, recordando el desenlace del 2011, cuando él y Barbosa llegaron casi empatados al Motorshow.

Lo bueno para el piloto de Hankook Suzuki Majorette es que un título a falta de dos fechas lo ayudará en una planificación más tranquila del 2013. “Trataré de entusiasmar a los auspiciadores para ver qué alternativas analizar”, comentó Ibarra, pero ya adelantó que sus opciones son seguir en la N3 o pasar a la nueva R3. “No me cierro a ninguna de ellas, pero todo depende del presupuesto que se logre juntar”, argumentó. ¿Y la R3, como forma de un desafío mayor? “Depende de los rivales. Es que si se van los mejores de la N3 y la N4, claro que será un desafío mayor. Pero si no, no se vería muy competitivo”, enfatizó el piloto.