0

El piloto nacional, que se encuentra disputando la tercera fecha del World Rally Chamspionship junto a su hermano Pedro Heller, se vio obligado a abandonar este sábado por una ruptura en su terminal de dirección.

El auto quedó colgado a la orilla del camino, sin embargo, no habría problemas en reenganchar el domingo en el país azteca. A través de redes sociales, Beto Heller se mostró confiado en que mañana continuará corriendo arriba del Ford Fiesta R5.