0

Alberto Heller es el hombre del momento. Ha ganado tres fechas consecutivas: Gran Premio de Río Bueno-La Unión, Rally de Australia (WRC) y el Gran Premio de Pichilemu. Ha corrido alrededor de 600 kilómetros en menos de un mes y aparte del talento, hoy goza de una confianza que lo ha llevado a lograr resultados que a principio de año no se hubiese imaginado jamás.

Ganó la fecha con un tiempo de 1 hora, 22 minutos y 46 segundos y pese a que su hermano Pedro sigue siendo el líder de la categoría R5, el nivel mostrado por “Beto” es superlativo en la última parte del año. No fue solo ganar una fecha, fue vencer nuevamente a pilotos de la calidad de Alejandro Cancio, Pedro Heller, Jorge Martínez y además, superar la presión de mantener el ritmo en la primera etapa, para luego administrar lo realizado en la segunda jornada. Estrategia, velocidad, consistencia y nervios de acero para un piloto joven y con mucha proyección.

Si Alberto quiere consagrar un año redondo y quedar en la historia de RallyMobil ganando el título 2018, tendrá que quedarse con el Motorshow y esperar que su hermano Pedro salga cuarto. No hay otra manera. Ahora solo queda esperar la definición de la serie y ver cómo el piloto del momento logra cerrar su mejor temporada en la actividad.

¡Felicitaciones Beto!