0

Luego de su buena actuación en la tercera fecha del Campeonato RallyMobil, el menor de los Heller analizó su adaptación a la R3 y comentó sobre sus expectativas para la actual temporada.

Tras un magro inicio de campeonato en la R3, Los Ángeles aparecía en el horizonte de Alberto Heller como la oportunidad para concretar una buena actuación en su tierra natal. El actual campeón de la R2, no defraudó en el Biobío y se llevó un meritorio cuarto puesto que lo mantiene en la parte de alta de uno de los campeonatos más disputados del último tiempo.

“Es cierto que partí el año con el pie izquierdo -en Pichilemu y Concepción-, pero lo veo como un proceso natural porque el nivel es muy alto y el auto, muy difícil de manejarlo. Ahora, espero que Los Ángeles haya sido el despegue para comenzar a meternos en el grupo más competitivo de la categoría”, afirma el volante del equipo Joker.

El monarca de la R2, junto con destacar el buen nivel de la competencia, habla de la adaptación al manejo de su Citroën DS3. “Se trata de un auto muy bueno y muy potente. Estamos en el proceso de entender cómo traspasar esa potencia al piso, porque es algo que toma tiempo. Aún no estamos completamente adaptados”, advierte Heller.

El volante del auto número 28 es cauteloso respecto a su futuro en el Campeonato RallyMobil, pues está consciente de que esta se trata de una temporada de aprendizaje en la que espera terminar la mayoría de las carreras. “No porque haya tenido una buena actuación en Los Ángeles, significa que va a ser igual en todas las carreras. No pierdo el foco”, sostiene Heller, quien con su buen andar en casa se metió quinto en la general de la R3, con 19 puntos.