0

El desarrollo del Campeonato RallyMobil ha tenido de todo este año, pero la última noticia que irrumpe con fuerza en la temporada 2018 es el retiro voluntario de Marcelo Pérez y sus hijos Nicolás Pérez y Diego Pérez, quienes definitivamente no competirán en la cuarta fecha a realizarse en Vicuña. Atribuyen responsabilidad a la resolución de la organización con respecto al conflicto ocurrido en Frutillar con el equipo Point Cola, específicamente con el binomio conformado por Martín Scuncio y Javiera Román, quienes son acusados de topar el auto de Nicolás (Pérez) en la ruta con una posterior agresión verbal de la navegante del auto 65.

Nos comunicamos con Nicolás Pérez, piloto de la categoría R2 Lite para conocer de primera fuente el porqué de la decisión y sinceró su molestia con algunos pilotos del campeonato. “Hay algunos que cambian cuando les empieza a ir bien y eso ensucia la competencia y el buen ambiente de RallyMobil. Nuestra idea es pasarlo bien compitiendo y en lo personal creo que la resolución de la organización no fue la que esperaba luego de lo ocurrido en Frutillar, por eso prefiero seguir apoyando carreras regionales, idea a la que mi familia adhiere, por eso no iremos a Vicuña. Quizás vayamos a Río Bueno porque nos queda cerca, pero nada más”, afirmó el piloto.

La unidad de la familia Pérez como estructura deportiva los hizo tomar esta decisión. Según consigna Nicolás, su padre y hermano lo apoyaron de inmediato, porque a ellos les gusta disfrutar corriendo y de esta manera no se puede. Le consultamos a Nicolás por un posible cambio de idea y fue enfático en afirmar que no tienen ganas de participar en este momento, pero que en el mundial sí o sí van a estar.

¡Nos vemos en la ruta!