0

El deporte motor chileno, su familia y sus muchos amigos sintieron hace cinco años la pérdida del querido personaje que fue para todos Carlo de Gavardo, grande como figura en las disciplinas que nos competen, pero más aún como ser humano, padre e hijo.

De Gavardo hizo notar su presencia por donde pasó siendo pionero en su actividad y abriendo camino para las nuevas generaciones de este país. Hizo realidad sus sueños, aplicando en esa causa esfuerzo y tenacidad.

Su dilatada trayectoria lo sitúa como uno de los deportistas más importantes de la historia de Chile. Como motociclista, fue precursor en Chile con sus participaciones en el famoso y exigente Rally Dakar cuando se corría aún en África, convirtiéndose con el tiempo en uno de los promotores de que el evento se trasladara a Sudamérica a partir de 2009.

Cuando se subió a los autos e incursionó durante cuatro temporadas en el campeonato RallyMobil, Carlo se volvió una figura apreciada por sus pares pilotos, por mecánicos, personal de la organización y aficionados, que o seguían a todas partes.

Nunca te olvidaremos. ¡Gracias Carlo De Gavardo!: no solo abriste el camino, nos dejaste tu huella.