0

El jefe de Movistar Honda Racing reconoció que esta temporada no fue de las mejores, pero ya trabaja para hacer un equipo competitivo para pelear el título y maneja dos planes.

El año 2012 no tiene mucho para festejar dentro del equipo Movistar Honda Racing. Con lo sucedido en 2011, la meta para la escudería era pelear punto a punto el título de la N3 con su carta más fuerte, Ruy Barbosa. Pero no fue así. Una falla en la caja del Honda Civic Coupé identificada muy tarde fue el gran problema en la campaña.

“Por lo menos Sebastián Vera y su título de navegantes nos dio una alegría este año”, dijo Carlos Muñoz, jefe del equipo. “Con Ruy teníamos un auto con que creíamos que ganaría fácil este año, pero nos equivocamos en el desarrollo de la caja y en encontrar el problema, que era en unas horquillas. Una ridiculez, un detalle que nos salió caro”, aseguró.

La autocrítica es una tónica en el balance del año para Muñoz y el equipo. “Nosotros trabajamos para mejorar siempre, pero nos demoramos mucho en hallar el problema de fábrica de la caja. Lamentablemente, cuando lo hicimos, Ruy tuvo el accidente de Pucón. Él estaba para pelear el campeonato”, explicó el jefe de equipo, quien además identificó otra razón de los inconvenientes este año: “Nos afectó trabajar en el auto de Carlo de Gavardo para Tamarugal. Me equivoqué, debí haber dicho que no para enfocarme más en mi equipo”.

Igualmente, siempre hay algo para destacar. “Dentro de lo negativo, igual se aprende mucho”, comentó Muñoz. “Pese al problema, demostramos que el auto es confiable y que estaba para pelear el campeonato. Ya sabemos que tenemos uno de los equipos más potentes del RallyMobil, podemos volver a la pelea y Ruy es uno de los mejores pilotos de la N3. Además, los mecánicos son lo mejor que hay. Cambian una caja en menos de 20 minutos”, explicó. Esto se sumó al título que el “Negro” Vera le entregó en los navegantes de la categoría.

Para el próximo año, Movistar Honda Racing ya trabaja para preparar una alineación de peso para dejar atrás esta campaña. Muñoz reconoció que no habrá cambios en los pilotos, por lo que Barbosa, además de Germán Lyon y Andrés Margozzini seguirán bajo el alero del equipo. Para 2013, Movistar Honda Racing maneja dos planes, los que dependerán de la decisión de los auspiciadores. El primero es la incorporación de dos autos más a la estructura, los que irán a la N3 Light y dejará el equipo con seis vehículos. El segundo tiene que ver con la chance de la R3. Si prospera la idea, Ruy Barbosa pasaría a la nueva categoría y no se agregarían más máquinas al equipo.