0

El piloto chileno Carlos Prieto junto a su navegante Mario del Riego han tenido un año de ensueño, sumando prácticamente todas las fechas el puntaje total en disputa. El Gran Premio de Quillón no fue la excepción y con las 29 unidades conseguidas en la Región del Ñuble quedaron a una fecha de salir campeones. Terminando el Gran Premio de Curicó, Prieto y Del Riego se transformarán en el primer binomio campeón de la temporada 2019.

Prieto reconoce estar muy contento, porque nunca imaginó estar tan cerca del título a esta altura del año, sobre todo con auto y navegante nuevos. De todas maneras, no se marea y muestra la misma humildad de siempre. Sabe que este año era de aprendizaje y que hay que ir siempre de menos a más.

“Lo tomaremos con mucha calma porque tenemos que terminar la carrera. Lo importante de todo esto es que hemos aumentado nuestro ritmo, incluso acercándonos a los tiempos de punta de la categoría R2 y eso nos tiene muy contentos”, confiesa satisfecho el piloto sureño.

También asegura que “cuando haya que acelerar lo haremos, pero siempre con tranquilidad, porque todavía faltan horas de experiencia arriba del auto. Esto nos servirá para enfrentar el 2020 la categoría R2 y competir codo a codo con los más experimentados”.

Actualmente Carlos Prieto y Mario del Riego suman 119 puntos y lo siguen José Quezada con 29 y Fernanda Israel, única en competencia junto a Prieto, con 16 puntos.