0

El piloto oriundo del sur compró un Peugeot 208 y ayer lo recibió en sus propias manos en una de las concesionarias de la marca. Prieto corrió el año pasado sobre un Ford Fiesta R2, y aunque para este año continuará en la categoría, espera lograr un mejor rendimiento con la marca francesa.

En un año lleno de desafíos, Carlos Prieto no quiso quedarse fuera y correrá durante toda la temporada en este auto que recibió recién salido de fábrica, pero que inmediatamente llevó a plotear con las gráficas correspondientes a sus auspiciadores.

La R2 es una categoría que también ha crecido con el impulso mundialista. Nadie se quiere perder la fiesta del WRC en Chile, donde podremos ver a nuestros pilotos junto a los mayores exponentes del mundo compartiendo rutas e incluso el Parque de Asistencia.