0

De la misma manera que han realizado con Mads Ostberg, la firma gala ha pensado en Craig Breen para pilotar el Citroën C3 R5 en sus últimos test de desarrollo. En Francia, más concretamente en la misma zona donde hace unos días hemos podido presenciar los primeros kilómetros del nuevo Peugeot 208 R2, la marca del doble chevrón ha puesto en escena nuevamente a Craig Breen. 

Con el único objetivo de desarrollar su montura para la categoría R5, Citroën sigue sumando kilómetros de cara a conseguir buenas soluciones y no perder el hilo de una categoría cada vez más reñida. Con el nuevo Polo GTI R5 ya en los tramos y los Skoda Fabia y Ford Fiesta apunto de saltar a la acción, la marca del país vecino quiere ofrecer a sus clientes un coche capaz de batallar con sus rivales. 

Por ello y de la mano de la experiencia que Breen goza en este tipo de coches, así como en los propios WRC, el piloto irlandés seguirá sumando kilómetros con este coche, a la espera de que pueda reaparecer alguna oportunidad de volver a pilotar en el campeonato del mundo de rallyes. Su próximo reto deportivo será con un Ford Fiesta R5, en el UAC Easter Stages.