0

El vencedor del Gran Premio de Vicuña detalló sus impresiones tras haber alcanzado la cima en el ranking de la R3. Vidaurre está convencido de que, en las tres fechas que quedan, “lo que va a primar es la actitud”.

Previo al Gran Premio de Vicuña, Cristóbal Vidaurre comentó en +Motor Radio que la segunda mitad de la temporada era el momento justo de arriesgar para acercarse al título. Lo dijo, y en Vicuña salió a refrendar sus palabras con un andar rapidísimo, que no dio opción a sus rivales de darle caza en el primer lugar de la máxima serie. De hecho, el ex campeón de la N4 se llevó todos los puntos y trepó al liderato, con 102 unidades. ¿Cuál fue su receta para quedarse por segundo año consecutivo con la exigente prueba en el Valle de Elqui?

Luis_Barraphoto-2437

“Para nosotros fue una carrera súper positiva, ya que sacamos todo el puntaje de la fecha y tomamos la punta del campeonato. Creo que la clave pasó por ser efectivos tanto en la gestión de los neumáticos -que resultó importantísima- como en el ritmo de carrera que impusimos y en el que, afortunadamente, no cometimos errores. En un Gran Premio tan complicado como es Vicuña, casi siempre se presentan inconvenientes, pero por suerte no sufrimos en ese sentido”, comentó el piloto navegado por Rubén García, que cronometró un tiempo de dos horas, 20 minutos, 34 segundos y una décima.

De todas formas, Vidaurre no se confía de los siete puntos de ventaja que tiene sobre Jorge Martínez, y está convencido de que hay que seguir apretando fecha a fecha. “Siempre he sostenido que en esta fase hay que jugarse los naipes. No podemos pretender ganar esperando un error del rival. Lo que va a hacer la diferencia de aquí al final es la actitud con que se corra cada carrera”, concluyó el volante del Team Conveyor Belt.

Luis_Barraphoto-9441

Así, el líder de la R3 adelanta que no se guardará nada para el próximo 6, 7 y 8 de octubre cuando el campeonato motor más importante del país se tome la histórica ciudad de Rancagua, en la sexta parada de la temporada.