0

Para Luis Ignacio Rosselot el rally es parte fundamental de su vida, pero destaca que es un deporte donde el éxito solo se logra si hay una buena relación entre piloto y navegante. Desde 2010 que corre junto a su amigo Marcelo Brizio, con quien acaba de obtener su primer podio en la categoría R5 en el Gran Premio de Curicó.

“Con Marcelo corro desde 2010 y la verdad es que somos muy amigos, por eso es que podemos entendernos. Confío plenamente en su trabajo y si algún día piensa dejarme, creo que abandonaría el rally”, asegura sonriendo, pero dejando la sensación que sin la presencia de Brizio, esta actividad no sería lo mismo para él.

Con respecto al Shakedown de la fecha, comentó que se sintió cómodo y listo para lograr una buena performance. “Estas rutas son nuevas para todos, sin embargo hemos corrido muchas veces en rutas cercanas y similares”, aseguró el experimentado piloto del Team Rosselot.

¡Nos vemos en la ruta!