0

Para ir saliendo progresivamente de la cuarentena que afecta a todo el mundo, que por supuesto involucra también a toda práctica deportiva, los organizadores del Rally de Suecia dieron forma el fin de semana pasado a un evento corto, tipo sprint, denominado Rally Sweden Lockdown (que se traduce como Rally de Suecia en Confinamiento).

El ganador fue Olvier Solberg, quien con solo 18 años se impuso a su primo Pontus Tidemand, campeón mundial 2017 de la clase WRC 2. El primero de ellos condujo un Volkswagen Polo GTI R5, mientras que su escolta tripuló un Škoda Fabia.

El hijo del campeón mundial de Rally y bicampeón mundial de Rallycross Petter Solberg llevó a su lado a su madre, Pernilla Walfridsson, quien años fuera ella misma piloto en dos categoría y hasta resultara tercera en el Grupo N del Rally de Finlandia en 1998 con un Mitsubishi Lancer Evolution IV, además de ganar competencias nacional en Suecia y Noruega.

Fueron apenas dos pasadas por el famoso tramo de Torsby, que en febrero se recorre sobre nieve. En la primera pasada a estos dos kilómetros y medio, Solberg fue el más rápido por ocho décimas, que amplió en otras tres en la siguiente cuando se largó a llover.

La carrera fue televisada por una cadena local SVT, no se permitió el ingreso de público, se desarrolló bajo estrictas normas sanitarias y se la consideró a la primera prueba que incluyó a pilotos reconocidos a nivel internacional desde al advenimiento del coronavirus, ya que también fueron de la partida Mattias Ekström (campeón del DTM 2004 y 2007 y campeón mundial de Rallycross 2016), Per-Gunnar Andersson (campeón mundial de Rally Junior 2004 y 2007) y Emil Bergkvist (campeón mundial de Rally Junior 2018).