0

El piloto magallánico anunció hace pocos días un receso en la categoría R3L. Motivos laborales lo mantendrán alejado del RallyMobil por algunos meses, sin embargo, aclara que volverá la próxima temporada para pelear arriba. Por ahora, volcará su apoyo a su hermano Gustavo, quien puntea en la N3.

Diego Aguilar acaba de comunicar una pausa en su participación en el RallyMobil. El oriundo de Porvenir -que competía en la R3 Lite a bordo de un Renault Clio aspirado- sostiene que la medida obedece a proyectos laborales que, por ahora, no son compatibles con su participación el evento motor más importante del país.

“El presupuesto se elevó bastante en un auto R3. Me di el tiempo de pensar las cosas, porque acá en Magallanes tengo un plan de negocios con mi familia. Es algo que requiere de mucho tiempo y dinero, cosas que el rally me consumía en los dos aspectos”.

De todas formas, el crédito sureño espera retomar su carrera en la temporada siguiente, una vez que su situación mejore. “Voy a trabajar todo este año pensando en volver a la R3. Quiero regresar con más ganas que nunca, porque es un auto que me gustó mucho. Pese a que corrí dos carreras, estaba conociendo cada vez más el Clio”, explica.

El menor de los Aguilar cuenta que tuvo la posibilidad de bajar a la N3, pero que desistió por un particular motivo: “Lo hablé con Gustavo (Aguilar). Le dije: «a mí no me gusta perder». Si voy a correr, quiero ganar y tú, lo mismo. Y no se trata de eso. Quiero que él gane el campeonato y no voy a interferir en su carrera”, detalla Diego, quien ahora se reconoce fan número uno de su hermano.

“Le agradezco a la gente de Magallanes que siempre me apoyó. Son un golpe anímico notable y no saben lo bien que hace cada mensaje de apoyo. Si dios quiere vamos a estar el otro año con más ganas aún de hacer las cosas bien”, cerró el patagónico.