0

406_Rally-Sweden-Ford-M-Sport-Mads-Ostberg-2013_22_896x504

 

Los pilotos que disputarán el certamen han manifestado su nerviosismo por las dificultades que pueda presentar el trazado.

 

De cara a los próximos tres días de competencia para el rally de Suecia, la gran incógnita es el estado en que se encuentran los caminos debido al mal tiempo que reina en la zona. Las fuertes nevadas que azotaron la región de Värmland hicieron de hoy un complicado shakedown, convirtiendo el tramo de Råda en un barrial debido a que gran parte de la nieve se deshizo y la temperatura sólo ha llegado a los cero grados.
Como es habitual en competencias donde el hielo es parte fundamental de los trazados, los autos son acondicionados con gomas con clavos para lograr una mejor adherencia, pero en las actuales condiciones de los caminos, de barro y tierra, los pilotos creen que los clavos será arrancados de los neumáticos, dejándolos sin el agarre necesario en las zonas con hielo.
Según explicó el piloto finlandés Jari-Matti Latvala al sitio oficial del certamen, “hay poca nieve y la temperatura es superior a 0ºC, por lo que la nieve y el hielo se están derritiendo. Sólo hay una capa muy fina de hielo en las pistas y las ruedas con clavos la rompen rápidamente”.
Además agregó que “La tierra te ofrece un gran agarre, pero al mismo tiempo destruye los neumáticos y saca los clavos. Creo que las segundas pasadas por los tramos estarán completamente de tierra, así que tendremos que encontrar la manera de correr rápido y al mismo tiempo intentar salvar las ruedas”, concluyó.
Latvala explicó que es muy complicado correr en estas condiciones, puesto que cada vez que las gomas pierden los clavos y se llega a la zona helada, es muy difícil frenar y girar, definitivamente el auto se nota más nervioso. Con un clima que no cambiará mucho durante la carrera, la estrategia en el usos de los neumáticos será decidor para tener un buen resultado.