0

Paolo Piras es un ingeniero mecánico italiano relacionado a Škoda Motorsport, originalmente por el lado del equipo de rally de su país y luego por sus constantes viajes atendiendo a los usuarios de la marca checa en diversos puntos de Sudamérica.

En Europa, trabaja en el Campeonato Italiano de Rally sobre el Fabia de Giandomenico Basso (campeón nacional 2007 y europeo 2009 y en el regional de la isla de Madeira (Portugal), mientras que en nuestra región se rota entre Chile, Bolivia y, ocasionalmente, Paraguay.

También acompaña de ese último país al joven Marco Bulacia en su programa mundial dentro de la clase WRC2. Con tantos viajes, cualquiera diría que reside cerca. En cambio, mantiene su hogar en una localidad alpina, con lo cual pasa gran parte del tiempo en aviones.

Antes de largarse el GP de Curicó, Piras comentó algunos aspectos acerca de la carrera. “La principal particularidad de este rally es que a cada rato presenta constantes cambios de ritmo, de tramo a tramo y a veces incluso en medio de ellos. Se pasa de sectores muy rápidos a otros más trabados y de mucho menor promedio. También van variando las condiciones de adherencia. No es el mismo en Cerro Condell que cuando se baja de allí. Otro asunto a considerar es el de los neumáticos. En general, los pisos son buenos, pero no perdonarán a quienes se salgan del camino, donde hay piedras que podrían romper más de un neumático. Aquí, nos llevó un tiempo ir descubriendo cómo adaptar los Cooper Tires al Škoda”.

Acerca del agregado de un cuarto Fabia R5 a partir de esta competencia, el que conducirá el peruano Alex Heilbrunn, comentó: “Obviamente, habrá más trabajo por hacer. Debemos analizar a Heilbrunn como piloto para adecuarnos a su adaptación al auto. Su máquina fue comprada al equipo holandés Wevers Sport, que le había dado muy poco uso, así que es una unidad realmente en condiciones impecables”.