0

Rodrigo y su hijo Joaquín Ruiz de Loyzaga serán integrantes de “Rudel Racing”, team que tendrá su base de operaciones en Concepción. Este escenario complica la continuidad de los integrantes del equipo Cirkus.

Los pilotos de la serie R2, Rodrigo Ruiz de Loyzaga y su hijo Joaquín, decidieron dejar atrás su vínculo con el equipo Cirkus, estructura que los acompañó desde su debut en la categoría mundialista.

Rodrigo asegura que la decisión se tomó netamente por temas de logística, y porque necesitaban tener los vehículos más cerca para entrenar.

“El motivo principal es que nuestros autos estaban en Santiago y nosotros en Concepción. Cada vez que queríamos entrenar se nos hacía muy complicado coordinar los tiempos y las distancias. Además, como la categoría está tan competitiva ahora, queríamos tener la oportunidad de prepararnos de la mejor manera para las próximas fechas”, asegura Ruiz de Loyzaga.

Otra de las motivaciones de los pilotos de dos Ford Fiesta R2 se debió a acuerdos comerciales con uno de sus auspiciadores.

“Por otra parte, Difor quería tener nuestros autos para ponerlos en sus vitrinas de ventas y exhibirlos aquí en Concepción. Lamentablemente hasta el minuto había sido imposible hacerlo, porque los Fiesta siempre estaban en Santiago, ya sea porque estaban en reparación o en preparación”, asegura el nuevo jefe del equipo Rudel Racing.

Sin embargo, la decisión no llegó en buen momento para Cirkus. Felipe Espinoza, jefe del equipo, comenta que a partir de este alejamiento deberán hacer una completa reestructuración del equipo, sin saber qué pasará en el corto o mediano plazo.

Nosotros trabajamos con presupuestos que estaban definidos anticipadamente, y la salida de Rodrigo y Joaquín complica el plan que teníamos establecido. La salida de los dos autos significa disminuir un 20% del equipo, lo que implica también cortar el presupuesto en ese porcentaje, y eso complica bastante las cosas. Nuestro primer paso ahora va a ser sentarnos a conversar con cada uno de los pilotos para ver qué podemos hacer de ahora en adelante, pero hoy por hoy, el futuro es bastante incierto”, confiesa Espinoza.