0

Desde diciembre de 2019, el mundo ha sido golpeado por la pandemia de COVID-19. Ningún continente se ha salvado. La Federación Internacional de Automovilismo está siguiendo los acontecimientos con la mayor atención. A partir de febrero, una comisión ad hoc, presidida por el profesor Gérard Saillant, presidente de la Comisión Médica, evalúa constantemente el impacto de esta crisis en nuestra institución, sus colaboradores, sus clubes y los eventos que organiza. Ya se han tomado muchas decisiones. Otras se tomarán pronto para tener en cuenta la propagación del coronavirus en el mundo entero.

Hemos tenido que renunciar o posponer muchos eventos en nuestros campeonatos: Fórmula 1, WRC, WEC, RX, Fórmula E… Tenemos un pensamiento para cada automóvil club nacional que ha dedicado tiempo y energía a su organización y que estaban encantados de recibirlos. Comparto su decepción. Me gustaría expresarles a todos ellos mi apoyo y solidaridad. En la medida de lo posible, con los promotores de estas categorías tendremos que revisar todos los calendarios para tratar de programar de nuevo algunas de estas carreras más adelante en el año.

Nuestros clubes tampoco se salvan. La reunión del Congreso de Deportes de Asia y el Pacífico en Hanoi (Vietnam) a principios de abril tuvo que ser cancelada. Intentaremos, sin ninguna certeza, trasladarla a Bangkok (Tailandia) el próximo mes de junio durante el Congreso de Deportes de la FIA.

Por último, se aplazan las principales reuniones de las comisiones de la FIA programadas para las semanas venideras o se celebrarán por videoconferencia cuando sea posible.

En cuanto a nuestro personal en París y Ginebra, su salud es mi máxima prioridad. Por eso, he decidido adaptar la organización del trabajo en base a las instrucciones de los gobiernos francés y suizo. En su mayoría, se les ofrece la oportunidad de teletrabajar desde su casa. Hemos puesto en marcha las soluciones informáticas necesarias para asegurar la continuidad del funcionamiento de todos los servicios de la FIA. Por lo tanto, permanecerán localizables, atentos y disponibles para satisfacer sus necesidades.

El mundo está pasando por una crisis de salud excepcional que todos enfrentamos. Para poder participar en la lucha contra este virus, debemos revisar por un tiempo cómo operamos. Esto debería permitirnos volver a la vida normal en el futuro.

Sé que puedo contar con su apoyo.

Por supuesto, seguiré manteniéndoles informados de la evolución de esta crisis para la FIA y les invito a hacer lo mismo con respecto a la situación en su país.

Amablemente.

Jean Todt (Presidente)