0

Para lograr el éxito en cualquier disciplina hay que tener presente todos los aspectos necesarios para llevar a cabo bien una tarea. En el rally se conjugan varios temas cuando hablamos de la preparación previa a una fecha, hablamos de un buen entrenamiento sobre el auto, una lectura de ruta profunda y un desarrollo de la parte mecánica importante.

Pero, al ser una actividad que requiere no sólo técnica, si no que esfuerzo físico, el entrenamiento deportivo a nivel muscular es fundamental. Ya vimos cómo sufrió Pedro Heller en Frutillar, una vez que se le cortó la dirección hidráulica en el segundo tramo, lo que obligó al angelino a correr 12 kilómetros con su Ford Fiesta R5 en esas condiciones. Este momento podría haber significado un accidente o abandono inmediato si el mayor de los Heller no hubiese estado al día con un sistema de entrenamiento físico, de hecho, una vez que hablamos con él en el Parque de Asistencia, reconoció tener un fuerte dolor en sus antebrazos, pero que gracias a los ejercicios en base a máquinas pudo sortear de buena manera esa situación.

Semana a semana vemos a nuestros pilotos entrenar en gimnasios o practicando alguna disciplina complementaria como bicicleta o trote. Es de vital importancia que cada deportista del Campeonato RallyMobil tenga presente este punto al momento de buscar mejores resultados y, así hemos visto en distintas situaciones, cómo un buen estado físico puede resultar indispensable para lograr un buen desempeño en la ruta.