0

El piloto chileno Mauricio Pérez (R2) puso a la venta su Ford Fiesta, ya que al menos por esta temporada priorizará recuperarse de su lesión de hombro y además, está en pleno proceso de planificación de cara a la temporada 2019, año que proyecta en grande.

“El foco es la fecha del WRC en Concepción, ese el objetivo mayor y estamos trabajando en algo. Sería interesante que resulte, es un lindo proyecto y espero que se pueda materializar”.

“Mauro Rally”, como es conocido en el ambiente, no correrá en el Gran Premio de Pichilemu ni en el Motorshow por un desgarro del manguito rotador del hombro izquierdo. “Estoy en tratamiento para mejorarme del hombro y la verdad es que el auto está a la venta porque no podré seguir corriendo esta temporada. La lesión es de cuidado y no hay que abusar porque quiero evitar una intervención quirúrgica, así que, me veo obligado a decir adiós a la temporada 2018″, asegura el piloto.

Con respecto a sus planes para el próximo año, confiesa que tiene varios proyectos en mente y que incluso podría subir de categoría o mantenerse en la R2, pero con otro auto. “Hay que terminar los proyectos y ver qué resulta. El foco es la fecha del WRC en Concepción, ese el objetivo mayor y estamos trabajando en algo. Sería interesante que resulte, es un lindo proyecto y espero que se pueda materializar”, relata esperanzado el piloto chileno.

Pérez deja la competencia en el octavo puesto con 27 puntos en categoría R2, serie que ya se definió en el Gran Premio de Río Bueno-La Unión con Martín Scuncio y Javiera Román como los primeros campeones de la temporada 2018.