0

El piloto de Susaron palpita su estreno en la categoría Junior del Campeonato del Mundo de Rally e, incluso, ha mostrado bosquejos de cómo lucira su máquina. El santiaguino está trabajando fuerte en la parte física y practica varias horas al día en simulador. 

Muy en serio se está tomando las cosas Emilio Fernández. Es que el ganador de la Cuesta Chacabuco en la categoría R2 no quiere desteñir en su primera actuación internacional y, por ello, se encuentra bajo un régimen de entrenamiento físico, sicológico y de adaptación a las condiciones climáticas de Suecia, donde se medirá frente a otras jóvenes promesas a mediados de febrero.

Luis_Barraphoto-2310

“Estoy haciendo bicicleta dos veces al día para mejorar en cuanto a la resistencia física. Estuvimos viendo que la mayoría de los tramos son de distancias superiores a 20 kilómetros, por tanto, es necesario aguantar harto dentro del auto a un ritmo constante. También practico mucho en dos simuladores: WRC 7 y Dirt 4, que tienen primes de los que vamos a correr en Suecia. De una u otra forma hay que ir adaptándose”, explicó el navegado por Joaquín Riquelme, junto a quien volará a Europa el próximo 11 de febrero.

En cuanto a sus expectativas en una fecha que será totalmente nueva en materia de caminos y superficies, Fernández no se amilana y apunta alto. “Voy a ir a jugarme mi opción porque queremos dar lo mejor. La idea no es ir a pasear, porque en ese caso no me hubiese inscrito”, sentenció. El optimismo del piloto que corre el Ford Fiesta Turbo de Carnes Susaron, se mezcla con la cautela propia que se le tiene a lo desconocido. “Será primera vez que corramos con neumáticos con clavos”, apuntó.

20170214122659_GettyImages-634860750_master

Así, la dupla Fernández y Riquelme tiene solo un mes por delante para llegar de la mejor manera a la cita escandinava. Allí, en un terreno donde se respira rally, la tripulación chilena espera dejar bien en alto el nombre de Chile y del Campeonato RallyMobil. ¡Que así sea!