0

Todas las carreras del Campeonato del Mundo permiten a los equipos de las clases siguiente a la World Rally Car efectuar una prueba comunitaria los días lunes previos a la largada, llamada Monday Test.

Hoy (lunes 31 de agosto), Emilio Fernández volvió a tomar contacto con su Škoda Fabia R5 en una prueba que el equipo Toksport-WRT programó junto a otros participantes para sus tres pilotos, ya que al chileno de la clase WRC 4 se suman en esta ocasión el sueco Pontus Tiedmand y el noruego Eyvind Brynildsen, aunque en WRC 2.

Fernández explicó cómo fue su jornada: “El trazado que se permitía era tan rápido en promedio como casi todo lo que abunda por aquí, solo que más angosto. Si bien nos bajamos del Fabia el domingo pasada con un panorama claro en lo referido a las configuraciones técnicas que deberían resultarnos más convenientes, repetir un ensayo nos sirvió especialmente a Rubén García y a mí para afinar notas e ir percibiendo mejor el tipo de curvas que tienen estos rallies. A muchas de ellas llegamos en quinta a fondo o casi y lleva tiempo acostumbrarse a tomar apunte de las referencias justas para no frenar de más o pasarse de velocidad, así que avanzamos en ese sentido. El rendimiento del coche nos deja conformes. Ahora esperamos trabajando, pero en calma, el Shakedown. Estonia es importante para nosotros en cuanto a los puntos que nos gustaría sumar, sobre todo porque el calendario ha sufrido un recorte sustancial. No va a ser una competencia fácil porque los locales y los nórdicos suelen dominar el terreno. Incluso si no fuera solo por ellos, la cantidad y calidad de rivales que se presentan en esta oportunidad diría que es impresionante, a pesar de lo cual saldremos a hacer el mejor trabajo posible”.

Este viernes a la noche se disputará el tramo urbano en Tartu de casi 1.300 metros que pone inicio a la cuarta fecha del Campeonato del Mundo en un país nuevo para la especialidad.