0

El piloto navegado por Marcelo Brizio conversó con la página oficial del campeonato y se mostró muy ilusionado de repetir su buena actuación de la séptima fecha, esta vez en caminos que conoce bien. De todas formas, Rosselot no pierde el tiempo y ya practica para estar a la altura.

Este jueves, apenas finalizada su sesión de entrenamientos en la localidad de María Pinto, Emilio Rosselot atendió el llamado de RallyMobil.cl para hablar de su próximo desafío en el campeonato: el Gran Premio de Valparaíso, que se tomará la Ciudad Puerto y sus alrededores entre el 10 y 12 de noviembre. El menor del clan Rosselot repasó su performance en Rancagua, donde subió por primera vez al podio en esta temporada, y anuncia que quiere seguir sumando -esta vez en casa- para acabar en lo alto este año. Tras un trabajo en equipo que duró meses, el binomio del Citroën DS3 R3T Max parece haberle tomado la mano al auto.

Luis_Barraphoto-6582

“Estamos contentos como equipo Rosselot de que se corra nuevamente en Valparaíso y Casablanca, que es nuestra zona. Nos pone feliz el estar cerca de la familia y de la gente que nos apoya. Eso nos entusiasma para salir a buscar el podio, como hicimos la fecha pasada en Rancagua. Sería muy bonito repetir esa actuación. Ahora estábamos entrenando en María Pinto para sentirnos cómodos arriba del auto y así salir a acelerar desde el inicio. Vamos a entrar muy mentalizados”, sostuvo el piloto del auto número 29.

Luis_Barraphoto-6096

La confianza que hoy muestra Emilio Rosselot, está dada en gran parte por el buen andar que exhibe la máquina que comanda junto a Marcelo Brizio. “La fecha pasada el auto anduvo impecable de principio a fin, algo que no habíamos sentido en las carreras anteriores. Creemos que en la Quinta Región el auto volverá a estar a la altura”, señaló Rosselot, quien ya en entrevistas anteriores con la página oficial, había destacado la labor de los mecánicos de su estructura.

Así, con un piloto local que quiere hacerse respetar en su feudo, la emoción en la máxima categoría de la R3 parece estar asegurada. Habrá que esperar una semana para saber si los buenos deseos de Rosselot se concretan. Por el momento, lo único seguro es que, en Valparaíso, muchos de los fanáticos hincharán por el auto 29.