0

El exponente viñamarino se trasladó al sector Orrego Bajo para completar una intensa jornada de entrenamientos. Estuvo acompañado de su hermano Tadeo en una instancia que permitió probar al nuevo copiloto, además de diversas configuraciones mecánicas en su Citroën DS3.

Buena parte de los animadores del RallyMobil han comenzado a desempolvar los cascos para ponerse en ritmo de competencia, todo esto de cara a la nueva temporada 2018. Tal es el caso de Emilio Rosselot, piloto que en la pasada temporada destacó en varias de las fechas del certamen y que este año apuesta a estar dentro de los líderes de la R3.

En la conversación que rallymobil.cl sostuvo con el representante de esta histórica familia del campeonato, nos entregó detalles de lo vivido en esta jornada: “Efectivamente, tuvimos un intenso día de prácticas, donde utilizamos sólo el Citroën DS3 y nos estuvo acompañando mi hermano Tadeo, que está esperando algunas piezas del Renault Clio turbo para poder entrenar. Nos trasladamos al sector Orrego Bajo, en Casablanca y nos sirvió para recuperar la confianza después de la última carrera en Santiago”.

La instancia también permitió que Emilio se estrenara junto a Tomás Cañete, navegante que en voz del piloto de Rosselot se presenta como una opción válida para acompañarlo en la próxima temporada del RallyMobil: “Estuvimos probando con Cañete para ver si concretamos para el 2018. Anda bastante bien y es el candidato, así que probablemente confirmemos pronto su ingreso a nuestro equipo”.

ERosselot2

En entrevista con el mencionado Tomás Cañete, este señaló sus impresiones respecto a esta posibilidad: “Es una propuesta arriesgada, por el hecho de dejar a Ramón (Ibarra) y ver cómo se dan las cosas con Emilio. Espero que se haga realidad y en adelante salir a buscar los resultados. Hay una misión por delante y es apuntar al campeonato en la R3 con Emilio, así que hay que seguir trabajando”.

El piloto también comentó algunos de los aspectos que evaluaron del auto en su entrenamiento en los caminos aledaños a Casablanca: “Estuvimos trabajando la suspensión, la repartición de carga de frenaje y la presión de los neumáticos. El camino no tenía huella así que fuimos asimilando un poco la sensación de abrir ruta, en una instancia muy valiosa para lo que será el RallyMobil este año”.

De esta manera, el equipo Rosselot ya adelanta un nuevo binomio para la próxima temporada. Los próximos días serán claves para confirmar a Emilio Rosselot y Tomás Cañete como representantes oficiales de uno de los equipos con más trayectoria y éxitos en la historia del RallyMobil. ¡El Team Rosselot va con todo!