0

El piloto chileno Emilio Rosselot se subió por primera vez al Mitsubishi Mirage R5 de su hermano Luis Ignacio, en un test que consideró más de 40 kilómetros que lo dejaron con una sensación positiva.

Luego de dos fechas contundentes, Emilio ha mostrado un gran nivel, lo que hace pensar que más temprano que tarde podría dar el paso a la categoría R5 del Campeonato RallyMobil. De todos los pilotos que en la temporada 2018 se proyectaban como posibles participantes de esta serie, Rosselot fue uno de los que sorprendió por no hacerlo.

Ahora solo queda esperar si el equipo Rosselot decide junto a Emilio tener a dos de sus referentes en la R5. “El viernes hicimos casi 50 kilómetros arriba del Mirage. La idea es seguir probándolo para ver si pasamos con otro auto a la categoría R5, pero también está el compromiso con esta temporada en la R3, así que, trataremos de salir campeones lo antes posible para hacer la transición”, comenta Emilio Rosselot, que tiene planificado otro entrenamiento para esta semana.