0

El piloto viñamarino hará un espacio en sus vacaciones para dirigirse a Francia a conducir un Skoda Fabia R5, auto en el que pretende correr desde la próxima temporada en el Campeonato RallyMobil. Por lo pronto, su intención es seguir liderando la categoría R3 y salir campeón lo antes posible para tener tiempo de entrenar en el nuevo R5.

Esta posibilidad tiene muy motivado al piloto chileno, que además ya probó el Citroën C3 que Mads Otsberg corrió en el Copec Rally Chile y también testeó el Mitsubishi Mirage de su hermano Luis Ignacio Rosselot. Una vez que pruebe los distintos modelos, el equipo deberá decidir qué opción es la más conveniente y competitiva.

El foco ahora está en el Gran Premio de Ovalle, tercera fecha del campeonato que podría dejar a Emilio en buen pie de cara al resto de competencia.