0

Una breve e inesperada pausa en la ceremonia premiación del GP de Pucón permitió que una agrupación de mecánicos entregara un testimonio a Felipe Horta, Productor General del RallyMobil, reconociendo su labor como ícono del deporte motor en nuestro país.

Domingo 4 de septiembre y el desenlace de la carrera ya se había escrito. Eso al menos en el aspecto deportivo, porque en la premiación conoceríamos una notable historia de pasión por las tuercas y la velocidad.

Antes de iniciar la premiación de la categoría N3, un pequeño grupo de tres mecánicos se acercaban a Felipe Horta con una firme misión. Se trataba de Víctor Painen, Cristian Orellana y Claudio Salazar, integrantes de esta agrupación que vibra con cada fecha del RallyMobil en las ocasiones en que el campeonato visita su zona, en el sur de nuestro país.

El propósito de la pausa en la ceremonia no era otra más que reconocer, en la figura de Felipe Horta, el trabajo por acercar el deporte tuerca a todos los rincones del país. Pero lo más emocionante de la intervención fue conocer el sueño de Víctor Painen, en voz de uno de sus compañeros: “Víctor es un verdadero amante del mundo tuerca. Su sueño es algún día poder conducir un vehículo de carrera; uno como los que compiten en el RallyMobil. Lo que usted hace, Felipe, es muy importante para nuestra región. Es un aporte para Pucón y es gratificante, específicamente para Víctor, que vibra en cada visita del campeonato a nuestro sector”, comentó a los asistentes un conmovido Cristián Orellana.

La pausa en la ceremonia permitió la entrega de un testimonio a Felipe Horta, que visiblemente sorprendido tuvo palabras de agradecimiento para esta pequeña pero significativa delegación: “Esta muestra de cariño es de las cosas más lindas que te pueden pasar. Yo tengo la obligación porque este es mi trabajo pero también hago esto porque amo el mundo motor y vengo de una familia de corredores: Mi padre y mi hermano. Recibir este testimonio con la humildad con que me lo entregan, además de la preocupación, hace que yo le dé gracias a Dios”.

De esta manera, la sorpresa de estos tres mecánicos del sur del país llenó la premiación de emotividad, conmoviendo al público presenten en la ceremonia, además de los pilotos y navegantes, además de Felipe Horta, visiblemente conmovido con el reconocimiento de estos tres apasionados por el mundo motor.