0

En el Gran Premio de Los Ángeles, el team osornino estrenará cambio de autos entre los hermanos Nicolás y Diego Pérez. Mientras, el mayor de la familia rodará en el Peugeot 208, el Ford Fiesta quedará en manos de Diego.

La estructura de la familia Pérez -que compite en la categoría R2 Lite- anuncia un cambio importante de cara a la tercera fecha del Campeonato RallyMobil. Se trata del enroque de autos entre Nicolás y Diego, pilotos que representan los colores de Pérez Racing.

perezdiego-pichilemu-rmobil-dhimages-5728

“Intercambiamos de autos para probar. Nico va en el Peugeot 208 y yo, en el Ford”, cuenta Diego Pérez. El volante que lleva el “57” en la carrocería y que no terminó ninguna de las dos primeras fechas –Pichilemu y Concepción- debido a problemas mecánicos, explica que “perdí continuidad y la verdad me gusta más el andar del Ford, independiente de que tenga menos potencia”.

Así, los hijos del afamado Marcelo Pérez esperan sumar puntos en una categoría R2 que no da espacio a relajos.