0

¿Cómo fueron los preparativos para este Rally de Turquía?

La salida de Chile fue difícil. Tuvimos que conseguir un permiso especial de FADECH (Federación Chilena de Automovilismo Deportivo), una serie de exámenes médicos, una prueba de proteína C reactiva, completar varios requisitos y hacer un largo viaje, primer con escala en Estados Unidos, de allí a Estambul y de Estambul a Dalaman, donde se encuentra el aeropuerto más cercano a Marmaris, epicentro de esta competencia. Lo importante es que lo logramos y pudimos reunirnos con la gente de M-Sport para volver a tripular el Ford Fiesta Mk.2, confiado en poder hacer una buena carrera en Turquía.

¿Cómo fueron los reconocimientos de la ruta?

El itinerario se dirige hacia las montañas, es decir que pese a ser Marmaris ciudad balnearia, los caminos trepan mucho más alto. Está todo cerca, pero es tierra muy rota y en la que está lleno de piedras filosas. Descubrimos que las dos pruebas especiales de mañana por la tarde no son tan largas, pero igualmente pueden castigar bastante a los autos.

¿Cuál sería tu planteo para esta competencia?

Después de haber completado los reconocimientos más duro que recuerde, diría que se trata un rally más de resistencia que de velocidad. Me parece que habrá que ser muy precavido en los tramos más largos. El sábado hay uno de 33 kilómetros y el domingo otro de 38, ambos con un estado que obligará a cuidar más a los coches.

¿Cómo te sentiste al volante del Ford tras casi siete meses sin conducirlo?

Contento de volver a manejar el martes en un ensayo de casi 50 kilómetros en un camino bastante representativo de lo que es el evento, pues se hallaba casi paralelo a un tramo, un lugar muy rocoso. Al final del día me sentí más cómodo, pero siendo sincero, no tengo aquí el mismo grado de soltura que sí tenía cuando llegué a México, por ejemplo. Tuve la sensación de que me enfrentaba a muchas cosas nuevas, pues en Turquía también contaré con otro navegante, que es el español Marc Martí, quien venía participando con mi hermano Pedro. Cuento con unas notas más maduras y fuimos acomodando pequeños detalles, Marc acumula mucha experiencia y convenimos ambos que el objetivo central es llegar a la meta al cabo del fin de semana.

¿Ya has hablado con el equipo acerca de tu continuidad?

Queremos participar en Cerdeña, para lo cual, con la idea de retomar confianza y ejercicio, nos entrenaríamos en carrera un poco antes en una fecha del certamen español de Tierra, el Rally de Auga, en Galicia tan pronto como el fin de semana próximo.