0

Con una puesta en escena digna de algunos equipos de competiciones extranjeras, los integrantes de Monster Energy Procircuit llegaban a Pichilemu cargados de expectativas. La largada protocolar fue apenas el inicio de un fin de semana lleno de buenos momentos con el público y de éxitos deportivos.

Dos de los tres pilotos que forman parte de la estructura que renovaba su imagen, contaban con un nuevo auto. Con pocos kilómetros a bordo de estas nuevas adquisiciones, el equipo Monster Energy Procircuit apostaba a ser protagonista en todas las categorías en las que compite, situación que finalmente lograron hacer realidad.

El ganador de la segunda fecha, de manera indiscutida, fue Benjamín Israel. Con su nuevo Citroën DS3, el integrante de la categoría R3 dejó atrás los problemas con su anterior máquina para probarse por primera vez la corona de su categoría. Su victoria, más el tercer lugar en la primera fecha, lo dejan en un interesante segundo lugar del ranking de la R3, con apenas cuatro puntos menos que Cristóbal Vidaurre, líder de la clasificación.

Otro que dio que hablar fue Samuel Israel. El representante de la estructura en la categoría R2 luchó de principio a fin para poder establecer diferencias con sus exigentes competidores, entre los que se encuentra Alberto Heller, Felipe Rossi y Francisco “Chaleco” López, entre otros. A bordo de su nuevo Peugeot 208 R2, el “Sami” logró, por momentos, ser el primero de la categoría, ubicación que por apenas 1,3 segundos no pudo ostentar. Con esta estrecha diferencia, el piloto debió conformarse con el segundo lugar, superando por cinco décimas a su más cercano perseguidor, Francisco Chaleco López.

Finalmente, coronando este buen fin de semana, Vicente Israel logró sobreponerse a la inconformidad con su auto, quedándose con el segundo lugar de la categoría R3 Lite. El auto número 99 supo lidiar con la incesante presión ejercida por el equipo oficial de Citroën, aunque estuvo a poco de bajar del primer lugar a Andrés Margozzini, quien vivía un duelo aparte ante la inseguridad del accidente de la primera fecha.

Estos destacados lugares en tres de las categorías del RallyMobil, llevan a la organización a determinar que el equipo Monster Energy Procircuit sea el equipo de la fecha, en el Gran Premio de Pichilemu.