0

De la mano de Luis Núñez y Francisco “Chaleco” López, en R2L y R2, respectivamente, la estructura selló una sólida presentación en Rancagua. La mención especial se la lleva Point Cola, que logró poner sus autos en el segundo y cuarto puesto de la R2.

El Gran Premio de Rancagua consagró a “Chaleco” López como campeón de la R2. El piloto navegado por Nicolás Levalle mantuvo un ritmo constante y aprovechó el abandono de Emilio Fernández para obtener anticipadamente su primera corona en el RallyMobil. Eso, sin duda, sube los bonos del equipo Motorola. Pero, el multicampeón no fue el único que brilló con los colores de la estructura.

Luis_Barraphoto-3407

En la R2 Lite, el encargado de armar la fiesta para el equipo fue Luis Núñez. “Catemu” y su navegante Diego Cárdenas lideraron la subserie durante el sábado y domingo a bordo del Peugeot 208. Ahora la dupla se pone al acecho de Martín Etcheverry, quien, a pesar de un fin de semana para el olvido, se mantiene al tope de la clasificación.

Luis_Barraphoto-6237

Otro de meritoria actuación con los colores de Motorola fue el experimentado Osvaldo Stuardo. El retornado piloto sureño subió al podio de la N3 a los mandos de su Honda Civic. Una carrera que lo ayuda en lo anímico y lo perfila de buena forma para la siguiente temporada. Nicolás Pérez, en la R2L, también sacó la cara por los volantes de Los Lagos. El hijo de Marcelo “Caldillo” Pérez sumó valioso puntaje para seguir metido arriba en la subcategoría.

Luis_Barraphoto-3098

La cuota de desazón la puso Santiago Gambetta, en la R3L. El argentino punteó la subcategoría casi todo el fin de semana, imponiendo incluso ritmos de punta de la R3 general. La alegría pudo haber sido completa para Motorola, sin embargo, el navegado por Juan Pablo Carrera volcó en el penúltimo tramo que unió Sauzal con Termas de Cauquenes. Así y todo, Gambetta continúa al tope del ranking y tendrá que ir por su revancha en la octava fecha si es que quiere asegurar el campeonato en su año debut.

Point Cola

Otro de los equipos que dio que hablar en la región de O’Higgins fue Point Cola. La estructura con base en Concepción consiguió poner sus dos Peugeot 208 en tiempos de punta de la R2.

Luis_Barraphoto-4632

Martín Suriani volvió a hacer podio tras subir por primera vez a la premiación en el pasado Gran Premio de Vicuña. El argentino que comanda la máquina 59 en compañía de José María Rodríguez tuvo un fin de semana redondo que coronó con cinco pruebas especiales ganadas. Por su parte, Martín Scuncio y Javiera Román, también supieron de alegrías en la ciudad histórica. Pese a que el Peugeot del binomio experimentó problemas eléctricos, la tripulación no bajó los brazos y se quedó con un positivo cuarto puesto que es una inyección de confianza, tras algunas fechas en que los resultados no aparecieron.

Por haber hecho cuatro podios y haber vencido en dos categorías, Motorola es el equipo de la fecha. ¡Felicidades, muchachos!