0

Ruy Barbosa, Carlos Muñoz, German Lyon y Andrés Margozzini se lucieron durante la quinta fecha de la temporada. El piso duro, la tierra y las rocas no pudo contra ellos, y los dejó como el equipo mejor posicionado de La Serena.

Cada uno puso su granito de arena para dejar en alto el nombre del Team Movistar Motorola Honda Racing. Un claro ejemplo es el binomio formado por Carlos Muñoz y Matías Ramos, de la categoría N3, quienes a pesar de abandonar durante la primera etapa, el domingo demostraron que ningún N3 puede hacer frente a su velocidad. Y aunque no lograron el podio en la fecha, son los competidores que tienen más cerca el título de campeones gracias a sus 105 puntos ya acumulados.

Otro destacable fue German Lyon junto a su navegante, Julio Herrero, quienes a diferencia de Muñoz y Ramos, fueron los líderes toda la jornada del sábado. Gracias a esa ventaja, lograron el mejor tiempo y el podio de su categoría -N3 Light- en el Gran Premio de La Serena. Además, Andrés Margozzini y Federico Guevara también subieron al podio en esa categoría, al alcanzar el tercer lugar de fecha.

Mientras que en la categoría mundial R3, para autos pura sangre más de 2.000 cc, Ruy Barbosa y Sebastián Vera también sacaron la cara por el equipo, al lograr el mejor tiempo del día sábado a pesar de los graves problemas eléctricos sufridos al inicio de la primera etapa.

“El haber ganado el sábado me llenó de felicidad, sobretodo porque partimos con esos dramas. Pero tuve la suerte que mi mecánico, Javier Muñoz, me mostró el problema que podía darse en la carrera por una pieza que estaba un poco débil. Así que antes de partir el prime dos, me metí debajo del auto y le metí unas amarras plásticas. Por alguna razón, se apretó la pieza y a partir de ahí el auto funcionó bien… una suerte tremenda. Además, lo más emocionante del día fue haber ganado el prime 7, porque no sólo le gané a los R3 sino que también a todos los N4”, señala el piloto R3.

“En ese sentido, hay que reconocer que el equipo es muy bueno. Estoy feliz por lo que logramos en conjunto, tanto en términos de mecánicos, puesta en escena y la relación que tenemos con nuestros auspiciadores”, remata Barbosa.