0

La estructura representada por los hermanos Ramón y Cristóbal Ibarra sumó un nuevo podio en el Gran Premio de Vicuña. Los Clio aspirados volvieron a demostrar su fiabilidad sobre uno de los trazados más exigentes de la temporada.

La rudeza de los caminos del Norte Chico hizo sucumbir a varios binomios que llegaban a la quinta fecha del Campeonato RallyMobil con la idea de sumar unidades vitales de cara al desenlace de la temporada. Por ello, la experiencia de las tripulaciones y la respuesta de las máquinas resultaron factores clave para acabar en zona de puntos.

Luis_Barraphoto-1647

Precisamente, uno de los equipos que sacó a relucir aquel cartel de estructura madura y de prolijo andar fue Renault Sport. En primer término, la tripulación de Ramón Ibarra y Tomás Cañete subió al podio con un trabajado tercer puesto. El mayor de los hermanos se mostró con ritmo competitivo desde el viernes, cuando remató quinto en el tramo de la Súper Especial Nocturna, que unió Vicuña con el observatorio Mamalluca. La dupla Ibarra – Cañete conservó la quinta colocación al final de la etapa sabatina, mientras que el domingo trepó hasta el podio gracias a una gran gestión de los neumáticos.

Luis_Barraphoto-2418

Por su parte, Cristóbal Ibarra y su copiloto Sebastián Vera debieron remar desde el fondo, tras un mal arranque en el tramo del viernes en el que remataron últimos de la categoría. Ya sobre el final de la segunda etapa, el piloto que comanda el auto número 23 de Renault levantaba su rendimiento y se encumbraba en la sexta ubicación de la R3. Finalmente, Ibarra y Vera se quedaron con una meritoria cuarta plaza, algo impensado luego del flojo comienzo.

Por ser nuevamente los Renault más rápidos de la grilla y ser los únicos que completaron los 171 kilómetros del Gran Premio de Vicuña, Renault Sport es el equipo de la fecha. ¡Felicidades a ambas tripulaciones del Clio!