0

Complicaciones con la Aduana, tras la llegada de sus autos, habrían puesto en duda su participación en el Gran Premio de Osorno. Rodrigo Ruiz de Loyzaga asegura que los trámites restantes están en proceso de validación, descartando su ausencia y la de su hijo en la cuarta fecha del RallyMobil.

Una situación algo compleja es la que estuvo viviendo el equipo Rudel Racing en la víspera al Gran Premio de Osorno. Complicaciones con la autorización para circular de sus autos, por parte de Aduanas, habría puesto en riesgo su participación en la cuarta fecha del RallyMobil.

La situación, que aún no termina de resolverse, se produjo a raíz de que la entrada de los Ford Fiesta turbo al país fue con un permiso provisorio. Mientras se disputaron las tres primeras fechas, el equipo se preocupó de regularizar la situación de los autos, entregando a las autoridades pertinentes toda la documentación para poder circular sin problemas en el país.

El trámite contemplaba la inspección de los autos por parte del Ministerio de Transportes, quienes hicieron el trámite tres veces, sin conseguir la autorización por parte del Jefe de Aduanas. Pero es Rodrigo Ruiz de Loyzaga quien explica de mejor forma la situación que los afecta como equipo: “Cuando internamos los autos, hay varias formas de hacerlo. Nosotros escogimos una provisional, que es la oficial para un auto deportivo, pero como es un auto de carreras, el Ministerio de Transportes debe dar el visto bueno. Ellos revisaron el auto tres veces porque los documentos que ellos emanan para este tipo de situaciones se perdieron en Aduanas”.

La situación obligó a que el equipo Rudel Racing trasladara los autos de vuelta a un Almacén Particular, en Concepción, por orden de Aduanas hasta que no se efectuara el trámite de internación por completo. Rodrigo Ruiz de Loyzaga se refiere a la solución que está en curso para cumplir con la normativa y participar así de la fecha en Osorno: “Nosotros solicitamos llevar por mano los documentos al Jefe de Aduanas, quien nos dijo que en dos días podría estar solucionado este inconveniente. Estamos muy entusiasmados de participar de la fecha de Osorno y hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para poder competir”.

Si bien el problema aun no está del todo solucionado, el equipo Rudel Racing ha agotado todas las instancias para poder retirar de los Almacenes Particulares de Concepción sus autos y poder ser parte de la cuarta fecha del RallyMobil. Sólo están a la espera de la firma de la autoridad correspondiente y para poder viajar a Osorno y ser parte de la estrecha lucha que se vive en la R2.