0

El volante del equipo Frigosorno repasó su performance en Frutillar, donde se anotó con un doble podio: fue primero en la subcategoría R2 Lite y, además, trepó al tercer puesto de la R2 general.

Pocos pilotos llegaron al final del último prime del Gran Premio de Frutillar tan contentos como se vio a Facundo Opawsky la tarde del domingo. El volante del Ford Fiesta aspirado había cerrado un fin de semana perfecto, que lo catapultó junto a su navegante, Álvaro Rosas, como uno de los binomios más rápidos y regulares de la cuarta fecha del Campeonato RallyMobil. En todo caso, el buen resultado de Opawksy no es coincidencia, pues en su expedición a Concepción, en la segunda fecha, también hizo podio en la subcategoría.

“El balance de Frutillar fue tremendamente positivo. Lo del tercer lugar en la R2 en realidad fue algo totalmente inesperado, porque entiendo que hay pilotos que corren toda la temporada y están andando muy fuerte. De todas formas, considero que es resultado de la constancia, concentración y trabajo de los días previos en la hoja de ruta”, señaló el exponente de Frigosorno, que lleva el 62 en la ventana trasera de su Ford.

El volante que marcha tercero en el ranking de la R2 Lite, con 45 puntos, añade que, junto a la labor en equipo con su navegante, también hubo un factor del que sacó ventajas. “Somos sureños y estamos acostumbrados a correr con mucha agua y en medio del barro. Eso fue fundamental, porque, producto de lo mismo, muchos binomios abandonaron”, finalizó Opawsky, quien adelanta que ya está trabajando para decir presente en el Gran Premio de Rancagua y en una eventual nueva fecha en el sur.