0

Villagra nació el 25 de mayo de 1969 en Córdoba (Argentina). Entre los muchos rumbos que emprendió su campaña, su paso por Chile no estuvo exento de éxitos importantes.

Se consagró campeón RallyMobil en 2004 con Mitsubishi Lancer turbo 4×4 de producción, ganando la clasificación general de todas las fechas, menos de la última en Santiago, donde sufrió su único retiro.

Dos años antes había tenido su primer contacto con este país, aunque en la N3, imponiéndose en Puerto Montt y la capital para doce meses más tarde ser tercero en el ranking con dos victorias en Talca y otra vez en Santiago. Largó 17 eventos RallyMobil y se adjudicó 8, subiendo al podio en 11 de ellos.

El piloto trasandino fue uno de los invitados de anteayer en +Motor Radio y tuvo recuerdos y conceptos elogiosos para la actividad chilena: “La etapa que viví con el RallyMobil fue muy linda. La organización llevaba pocos años y, por entonces, Argentina ya había profesionalizado bastante todo lo que tiene que ver con el deporte motor. Como consecuencia, pilotos, navegante e ingenieros de mi país, contribuimos a darle a la serie un cierto nivel. No divertimos mucho y el apoyo de las marcas era importante. El tiempo pasó y cuando observo la realidad actual me animo a decir que esto se ha invertido. Ahora Chile cuenta con buenos pilotos jóvenes y de excelente proyección, que reúnen las condiciones para ser profesionales. Ni hablar de la organización, que es la que se mira como más avanzada en la región. Ahora, ronda la idea de una integración entre los dos países para un par de eventos compartidos, aunque clasifiquemos por separado por obvias diferencias técnicas. Creo que estos e podría hacer perfectamente a pesar de eso. Nos beneficiaríamos todos porque algo innegable es que hay competencias muy lindas de uno y otro lado de la Cordillera. Las rutas argentinas pueden estar más deterioradas que las chilenas, donde hay que estar más concentrado por el ritmo y la velocidad. De todo se aprende y considero que sería un gran paso. Eso sí, cuando toque allá, ¡quiero subirme a un R5!”.   

Otros datos importantes que resaltan entre sus antecedentes son éstos:

-Dentro del ámbito deportivo, se hizo conocido en el Motocross, especialidad en la que debutó a los 6 años y con los años fue repetido campeón argentino y sudamericano, especialmente en 250 cc. Generalmente, sus mayores logros vinieron con apoyo de Honda, llegando a correr Supercross en Estados Unidos. Un relator del momento definió la persecución insistente que le hacía a un rival y lo apodó “Coyote” (en alusón al dibujo animado que trata de cazar al correcaminos), algo que perdura hasta hoy.

-A mediados de los 1990 decidió incursionar en el automovilismo y empezó por la pista, en una monomarca Volkswagen Gol 1.8 de su provincia, pero al poco tiempo se pasó a los rallies zonales tras adquirir un Peugeot 405 Mi16 de Grupo A. Sobre ese auto, debutó también en el Campeonato Argentino con uno de sus dos hermanos, Javier, de navegante.

-En su campaña automovilística, durante diez temporadas comprendidas entre 2001 y 2011 ganó varios títulos. En el primero de esos años, fue campeón sudamericano N4, la misma categoría en la que fue monarca en su país siete veces (2002, 2004 y 2006 a 2019 de manera consecutiva).

-Cuando en 2011 el Campeonato Argentino estableció reglamentariamente que la clase mayor se compondría de los nuevos coches Maxi Rally, Villagra dejó de lado sus rendidores Mitsubishi y pasó a construir Ford Fiesta. Con ese auto, fue campeón en los tres primeros años de manera seguida y luego por cuarta vez en 2018, con dos subcampeonatos entre medio. Aquella temporada, también se consagró campeón argentino de Rallycross.

-Con la acumulación de títulos generales y de clase, es el piloto más veces ganador en la historia del automovilismo argentino y, por supuesto, del rally en particular. Cosecha 53 triunfos y 100 podios. A los 50 años, consiguió su último éxito hasta ahora, que data de febrero de este año: la apertura del torneo argentino que pudo disputarse en su provincia natal, en el estreno de Virginia Klus como navegante.

-Su trayectoria incluye un profuso paso por el Campeonato del Mundo, comenzando en 2000 y 2001 con las fechas locales antes de una temporada de seis presentaciones, la de 2005, con Lancer Evolution VIII. Al año siguiente, obtuvo su único triunfo mundial en N4 ante su público (Lancer Evolution IX).

-Después, participó activamente en la clase superior, apoyado por la familia Pérez Companc y siempre con autos construidos y asistidos en carrera por M-Sport. Empezó en 2007 con un Ford Focus World Rally Car y continuó con Fiesta. En 55 rallies mundiales, llegó 25 veces entre los diez mejores clasificados en los cómputos generales. Sobre el Focus Munchis, dos veces estuvo cerca del podio: en Argentina y Acrópolis 2009, siendo cuarto ambas veces, una junto a José Díaz y la otra con Jorge Pérez Companc. Fue el más rápido del WRC en cuatro tramos en Japón y Portugal. En 2009 y 2010 quedó noveno en el ranking.

-Cuando el Rally Dakar es disputaba en Sudamérica, lo corrió varias veces, primero con un MINI del equipo oficial X-Raid en 2014, siendo 12° absoluto en su debut, en 2015 con una Ford Ranger de South Racing y a partir de 2016 en Camiones con los Iveco del conocido equipo holandés De Rooy, con el cual se convertiría en el primero piloto americano de esa categoría en ganar etapas, pelear por la victoria y subir al podio de dicha competencia.

-Solamente en materia de Rally, Federico Villagra participó en 267 carreras y se adjudicó 75.