0

El piloto del equipo Joker buscará cerrar en lo alto su participación en la serie R2, donde ya confirmó que no continuará la próxima temporada. En la Cuesta Chacabuco, el navegado por Luis Allende saldrá a buscar los puntos para no ser desplazado de la tercera plaza.

Si bien la categoría R2 ya tiene casi definidas sus posiciones, una particular lucha se está viviendo entre Felipe Rossi (85 puntos) y el argentino Martín Suriani (79 unidades) por el tercer puesto de la serie. Si bien, el piloto nacional tiene la primera opción, el trasandino viene de tres actuaciones consagratorias que lo ponen como un duro escollo para Rossi. Por ello, el navegado por Luis Allende se ha tomado en serio la preparación y trabaja duro en la puesta a punto de su Peugeot 208.

Luis_Barraphoto-7496

“Este viernes pasado estuvimos probando el auto sobre asfalto, porque sabemos que hay que trabajar algunos ajustes para andar bien en la Cuesta Chacabuco. Tenemos claro que hay diferencias entre correr en tierra y hacerlo sobre pavimento: aquí, entre más derecho se anda, más se avanza, por ende, también hay que cambiar un poco la forma de manejo para ir más rápido. Probablemente estos días sumaremos un nuevo entrenamiento”, sostuvo el volante del Peugeot 208 numerado con el “52”.

Rossi agregó que el objetivo es conseguir la mayor cantidad de puntos para quedarse con el tercer puesto y, así, despedirse de buena manera de la categoría R2. “Lo único que tengo claro por estos días, es que no seguiré en la R2. Fue un año de mucho aprendizaje y de altos y bajos. Siento que saqué bastantes lecciones”, detalló el representante de Peugeot Sport Chile.

En relación a sus pasos en el RallyMobil, Felipe Rossi sostuvo que aún no tiene nada definido, pero que, si le dan a elegir, feliz daría el salto a la R5. “Soy un fanático del rally y por supuesto me encantaría pasarme a la R5”, cerró el volante del team Joker.