0

La piloto del Citroën Procircuit Rally Team no podrá correr en el Gran Premio de Quillón, luego de confirmarse el retraso de la llegada de su auto nuevo. Se trata de un Peugeot 208 R2 que tendría que haber arribado a Chile antes de la cuarta fecha del calendario 2019, pero que por problemas de comunicación y logística recién estará a mediados de agosto en el país.

“No nos avisaron bien cuando subieron el auto al barco, entonces ahí comenzó el conflicto. Podríamos haberlo traído en avión, pero como hubo problemas de comunicación ocurrió esto. El equipo pensaba que el auto saldría el 27”, confiesa Fer, que asegura que para la quinta fecha sí o sí estará en la competencia.

Además, nos asegura que viajará junto a su familia a Quillón, para apoyar al resto de los binomios que hoy hacen un buen desempeño en la categoría R5. Recordemos que su primo Samuel Israel que logró su primer podio en el Gran Premio de Ovalle y sus hermanos Vicente Israel y Benjamín Israel que poco a poco se van acercando a los tiempos de avanzada.