0

En el marco de la fecha del campeonato mundial, el Rally de Gales, Chile fue confirmado como sede de la cuarta fecha de la temporada 2020.

El próximo mes de abril, nuestro país será sede por segundo año consecutivo de la máxima categoría del World Rally Championship (WRC), lo cual fue ratificado por las principales autoridades de la Federación Internacional de Automovilismo y de la WRC, en una ceremonia de lanzamiento mundial de la competencia que tendrá como escenario el tradicional Rally de Gales.

Felipe Horta, productor general del Copec Rally Chile, junto Oliver Ciesla, promotor del WRC, brindaron detalles de lo que dejó en mayo último la edición inaugural de la competencia y las razones por las cuales habrá algunos cambios, principalmente el adelantamiento a abril.

Además, se informó oficialmente que se está trabajando para que tanto su prueba mundial como la región dispongan al corto o mediano plazo de los Ford Fiesta de última generación que los ingenieros de M-Sport han concebido en sus instalaciones de Polonia y que son utilizados tanto en la máxima serie rallística como en muchos otros países desarrollados, destinado a la formación de los talentos más jóvenes.
De concretarse esta iniciativa, el hecho se constituiría en algo sin precedentes en Sudamérica, ya que nunca se había corrido en el continente con esta categoría.

Horta declaró: “Nos complace anunciar junto a WRC desde Gran Bretaña que Chile ha sido ratificada en el calendario mundial de Rally. El año que viene, seremos no la sexta, sino la cuarta fecha del torneo, en un movimiento que nos adelanta con respecto a la carrera de Argentina, con lo cual se correrá en Biobío en abril y no en mayo. Eso acarrea un beneficio doble, tanto por el lado de los autos, que sufrirán menos desgaste, ya que nuestras rutas gozan de unas condiciones excepcionales, sino también en el impacto comercial, considerando que terminada la competencia, un flujo importante de gente -que incluye a veces hasta un 30% de extranjeros- dejan sus divisas en la región haciendo turismo. En otro orden de cosas, solo Chile se ha postulado para tener fuera de Europa la categoría Junior. Si así ocurriera, sería un hecho histórico, pues es por esta vía que se vienen desarrollando los pilotos más jóvenes que por estos días se están convirtiendo en estrellas de la especialidad. En ese caso, en nuestro país habría cupo para dos participantes chilenos en la división. Esta es la forma que la FIA ve como más positiva de propulsar a los talentos emergentes y nosotros estamos trabajando para que nuestro país sea el primero en lanzar el concepto Junior en el continente americano”.

Por su parte, Ciesa dijo: “Chile tuvo un debut fantástico dentro del Campeonato del Mundo de Rally, con 70 millones de televidentes siguiendo las imágenes de su evento y los paisajes de su país, además de 150.000 espectadores por lo menos acudiendo a sus tramospara ver en persona el paso de los autos. Esto no significa que no podamos hacer crecer esas cifras y, de hecho, tenemos grandes expectativas en tal sentido para 2020. Estamos hablando de un país que puede dar un paso adelante porque tiene potencial para continuar escalando posiciones, ayudado por el apoyo de su gente, de sus organizadores, del gobierno, de los medios, de la transmisión televisiva y de las redes sociales. Con esto, se lograría que la prueba sea perdurable en el tiempo y que el público pueda disfrutarla a lo largo del tiempo. Pilotos y equipos con quienes he conversado después de mayo me han dado buenas referencias todos en cuanto a la puesta en escena y elección de caminos, así que está todo dado para mantener o superar el nivel demostrado inicialmente. También apoyamos a los organizadores locales por intentar tener uno o más pilotos de su origen en el rally y de propulsar el traslado allí de la clase Junior, que es el semillero de las grandes figuras del futuro”.