0

Hyundai Motorsport es uno de los equipos que más se apresuró a volver a probar sus autos y por esto se encuentra realizando ensayos desde ayer en tramos finlandeses con sus i20 World Rally Car.

Sin embargo, la suerte no los acompañó durante la jornada de ayer, ya que Thierry Neuville se salió del camino a alta velocidad con su i20 y sufrió un fuerte vuelco. Afortunadamente, ni el piloto belga ni su navegante Nicolas Gilsoul se lastimaron.

Se trata del primer contacto que, salvo Toyota Gazoo Racing, tuvo un equipo del Campeonato del Mundo con sus coches en funcionamiento y su plantel en pruebas programadas desde la interrupción del Rally de México en marzo.

En abril, la Federación Internacional de Automovilismo había prohibido los ensayos al menos hasta el 30 de mayo con el propósito de evitar que algunos competidores cuenten con ventaja por encima de otros mientras se llevaba a cabo el confinamiento causado por el coronavirus. Cuando ese plazo se cumplió, Hyundai no demoró en trasladar a parte de su escuadra hasta el país escandinavo para ir saliendo de la inactividad.

El i20 de Neuville dio por lo menos una vuelta de campaña antes de quedar estacionado, y maltrecho, sobre su costado izquierdo, obligando al equipo a emprender su regreso a la sede alemana en Alzenau a la espera de una reprogramación de esta labor.