0

Se celebró ayer la segunda fecha del torneo denominado Copec RallyMobil Virtual, que contó con la participación de ocho pilotos profesionales diferentes a los del evento, representando a tres nacionalidades con cuatro modelos de autos distintos.

De la primera manga tomaron parte Martín Scuncio (Hyundai i20) y Carlos Prieto (Škoda Fabia). El puertomontino contaba con menos experiencia en simuladores y, a pesar de haber practicado en la semana, fue superado por el volante de Point Cola Racing.

Dos de los vehículos checos animaron la segunda prueba entre Alex Heilbrunn y José Tomás Fernández. Este último, tampoco experto en la materia, pasó algunas horas entrenando y siendo aconsejado por su hermano Emilio, quien no solo fue el vencedor de la edición anterior, sino que esta vez ofició de comentarista experto en la transmisión. El peruano, sin conocer los caminos de la región del Biobío, fue superado por su contrincante.

Posteriormente, se debatieron en Espigado el Volkswagen R5 de Pedro Devaud y el Fabia de Joaquín Ruiz de Loyzaga. Un par de errores del penquista facilitaron las cosas para el conductor del Polo, quien al imponerse pasó a la Semifinal 2.

Entre Emilio Rosselot (que eligió un Citroën C3 similar al que tiempo atrás probó en la vida real) y Sebastián Silva (usuario aquí de un Volkswagen Polo) prevaleció la calma del segundo de ellos sobre la vehemencia del campeón Copec RallyMobil R3, que sufrió un par de golpes contra bordes y piedras.

En la primera de las semifinales Fernández resultó otra vez el mejor, presagiando que su apellido podría aparecer de nuevo en lo más alto del podio. En este caso, José Tomás derrotó al Hyundai de Scuncio, que perdió algo de terreno a poco de largar Lircay. El margen fue el más reducido de todos los que se han registrado: ¡menos de un segundo!

La siguiente tanda les tocó a Devaud y Silva. Ninguno cometió errores sustanciales y sus parciales fueron parejos, pero el puconino mostró mejor ritmo y se aseguró un lugar en la Final.

Para la carrera decisiva, los contendientes se trasladaron a El Puma, el tramo más largo de los tres. Eso los mantuvo un rato más largo sobre sus vehículos. Pedro arrancó liderando ante un par de despistes que retrasaron a Fernández en la primera parte de la especial.

Para alegría del numeroso público de la zona que seguía las alternativas de esta competencia, Devaud se llevó para Pucón la victoria y se consagró como el segundo gran ganadores del rally virtual.

Contando todos los tramos disputados hasta el momento, Emilio Fernández se erige como el más veloz en todos ellos, con la sola excepción de Espigado, donde Pedro Devaud se anotó el mejor tiempo.