0

El 17º Rally de México quedó atrás con una versión recortada en una improvisación de último momento ayer al promediar la segunda etapa, con el recuerdo de su intenso calor y el primer éxito general de Sébastien Ogier y Julien Ingrassia desde su incorporación este año al equipo Toyota Gazoo Racing.

Al cabo de la primera etapa, el francés del Yaris WRC ya era líder absoluto, ese día por encima de un destacado Teemu Suninen, que el viernes terminaba segundo a 13.2s con su Ford Fiesta de M-Sport y controlando a Elfyn Evans en otro Toyota con el que había superado al Hyundai i20 de Ott Tänak sobre el final de la jornada. El estonio venía de dañar la suspensión trasera en un golpe.

El segundo Ford, tripulado por Esapekka Lappi y Janne Ferm, quedó completamente envuelto en llamas en la repetición del famoso tramo “El Chocolate” y se redujo a cenizas, sin consecuencias para sus ocupantes. Para despejar el área, se canceló el octavo especial.

Thierry Neuville se detuvo por problemas eléctricos, mientras que otras aflicciones técnicas motivaron el retiro de Daniel Sordo en un día negativo para Hyundai Motorsport.

Ayer (sábado), los organizadores del rally, la Federación Internacional de Automovilismo, los equipos participantes y el promotor del WRC anunciaron su decisión de acortar la competencia ante las cambiantes restricciones aeroportuarias y fronteras cerradas por la expansión del virus COVID-19 (coronavirus), poniendo fin anticipadamente a la acción después del superespecial nocturno llamado “Rock & Rally León”.

Ogier administró la diferencia sobre sus adversarios y terminò superando por casi 28 segundo a Tänak. El galo sumó su sexta victoria en Norteamérica, mientras que el actual campeón logró su primer podio sobre el i20.

Suninen se manifestó feliz por su tercer puesto con el mejor Ford Fiesta, reponiéndose de inconvenientes con los frenos. Elfyn Evans (Yaris) llegó cuarto, precediendo a su compañero Kalle Rovanperä.

Neuville se reenganchó y le fue de parabienes, pues se adjudicó ni más ni menos que cinco tramos, pese a lo cual solo arribó 16º. El sexto lugar fue para el ganador de la clase WRC 2, Pontus Tidemand (Škoda Fabia). El sueco le sacó 57.7s al ruso Nikolay Gryazin (Hyundai i20). El mejor de WRC 3, Marco Bulacia (Citroên C3) concluyó octavo general, adelante del Fiesta WRC de Gus Greensmith y del i20 R5 de Ole-Christian Veiby. Solo el noruego impidió que el chileno Fernández se metiera entre los diez primeros.