Gabriel Benoit va con calma en la N4

El piloto del Aysén Patagonia Rally reconoció su conformidad tras su sexto lugar en Coyhaique, pero espera pelear pronto los primeros puestos de la categoría.

Ya quedó atrás el debut de Coyhaique y la atención extra que Gabriel Benoit generaba por correr en su casa arriba de un Mitsubishi EVO X en la categoría N4. Ahora, es tiempo de analizar la carrera por parte del piloto del Aysén Patagonia Rally, quien aseguró de entrada que el sexto lugar en la serie lo dejó “contento”.

“Creo que el sexto es meritorio. Me costaron los tres primeros primes de la etapa de sábado, me pilló de sorpresa el auto, pero después me fui afiatando y el domingo comenzamos a andar mejor, con mejores tiempos y no era tanta la diferencia con los punteros”, comentó Benoit. ¿Temor por el auto? “Es que es diferente. Pasas de un auto que anda a 120 km/h a uno que corre a 180 km/h. Además, las distancias y la hoja de ruta son distintas.

Benoit era consciente del peso que significaba ser el crédito local en el RallyMobil, pero aseguró que no fue tema para él. “Siempre dejé en claro que correría sin presión, aunque fuera local. Hay una presión mía y eso siento que nos jugó un poco en contra. Tuve que controlar esa presión, enfocarme y concentrarme. Si no, terminaba volcado, chocando contra un árbol o fuera del camino”.

Para controlarse y enfocarse era importante la asesoría de su coequipo Cristóbal Vidaurre: “Seguí los consejos de Cristóbal sobre cómo manejar bien. Él ha sido fundamental en el apoyo que he recibido para correr, lo conozco desde chico y confío plenamente en los consejos que me da. Por algo, cuando ganaba lo había con harta diferencia”.

A propósito del equipo, Benoit calificó de positiva la actuación de la escudería, pese a que a Vidaurre no le fue muy bien en la R3. “Creo que cumplimos, aunque nos pasó lo del Renault. Nos costó ponerlo a punto, no tuvimos todo como quisiéramos, la asistencia mecánica estuvo algo débil, pero estamos empezando de cero. Pagamos un poco el noviciado, pero vamos enfrentando bien las cosas”, explicó el piloto que agregó que “nos vamos con calma. Representamos a una región y el Gobierno Regional de Aysén nos apoya en todo, al igual que los auspiciadores. Esto es a largo plazo, pensamos en tres o cuatro años”.

Para Osorno, la idea es similar: ir paso a paso. “Vamos a ir agarrando ritmo cada vez más y no tengo dudas que de aquí a dos fechas estaremos peleando más arriba y por qué no ganar una fecha. No digo que ganaremos Concepción, pero sí de aquí a Casablanca puede ser. En este momento, pensar en estar dentro de los cinco primeros está difícil, pero no creo que sea imposible. El campeonato tiene ocho fechas y puede pasar cualquier cosa”, concluyó Benoit.