0

El piloto acaba de adquirir un SX4, antiguo vehículo de Andrés Tamm y con el que entrenaba Andrés Margozzini, actual puntero de la N3.

Gustavo Arriagada no piensa darse por vencido. Tocó puertas en varias empresas mostrando su proyecto y sus últimos esfuerzos han dado sus primeros frutos. Durante la primera etapa del Gran Premio de Rancagua quedó en cuarto lugar con su antiguo Hyundai Coupe FX, detrás de los actuales punteros de la categoría: Francisco Bartolomé, Andrés Margozzini y ‘Chaleco’ López. Un logro que él reconoce no ha sido fácil debido a la antigüedad del vehículo. De hecho, ese es el principal motivo de la compra del Suzuki SX4, N3 que estrenará en la próxima fecha en Talca.

“Compramos el auto porque sentimos que estábamos bien en los tiempos, pero a la vez, nuestro Hyundai era uno de los N3 más antiguos de la categoría, con más limitaciones que los demás. Aun así logramos ser cuartos, lo cual fue un tremendo logro dadas nuestras condiciones”, comenta Arriagada.

La elección del modelo tampoco fue una tarea fácil, pero decidieron inclinarse por aquel que ellos consideran uno de los mejores para correr en la nueva serie escuela del RallyMobil.

“Nos comunicamos con muchos pilotos antes de llegar a esta oportunidad. Hablamos con ‘Chaleco’ López, con los hermanos Pérez, con Juan Carlos Chávez, pero el mercado es súper amplio y siento que llegamos a la mejor opción. Para mí, el SX4 es el mejor auto de la categoría”, asegura.

Pero todo esto no hubiera sido posible sin la ayuda de los auspiciadores, debido a los costos que implica tanto la compra, como la mantención y preparación para las carreras.

“Las empresas no siempre te escuchan, a veces ni siquiera te dejan presentar el proyecto. Pero Julio Ibarra, dueño de Valtor, se dio el tiempo de escucharnos, nos apoyó en Pucón, nos acompañó en Rancagua, y ya está estructurando la fecha de Talca. Siento que nos presentamos con la persona indicada en el momento indicado, por lo que desde ahora, somos nosotros los que tenemos que dar los resultados”, confiesa.

Es por eso que las ideas del equipo están claras. Junto a Diego Contreras, su actual navegante, ya tienen lista la estrategia de lo que queda del año, y por supuesto, para 2016.

“Ahora somos parte de un equipo, Valtor Rally. La fecha de Talca va a ser una prueba, donde vamos a poder conocer el auto y probarlo. Pero de todas formas, desde hoy hay que salir a buscar los resultados, y por fin siento que estamos en igualdad de condiciones para ser del grupo de los mejores. Aquí nos estamos jugando el pellejo para algo a largo plazo, y para allá vamos”, remata.